Internacional

Huracán Dorian sube a categoría 5 y se acerca con marejadas ‘potencialmente mortales’ a Bahamas

Dorian ha cobrado fuerza en las últimas horas y ahora es un huracán de categoría 5, el nivel más alto de la escala de Saffir-Simpson, según informó en Twitter el El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El ojo del huracán está «a punto de golpear las islas Ábaco», en el norte de Bahamas, según el NHC, con «vientos devastadores» de 280 km/h y la amenaza de causar marejadas y precipitaciones «potencialmente mortales».

El NHC emitió un aviso de huracán para las Bahamas noroccidentales pues prevé que esa zona reciba la fuerza de Dorian en toda su intensidad.

Un ciclón llega a la categoría 5 cuando sus vientos superan los 251 km/h.

Este sábado, el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, «rogó y suplicó» a los habitantes de las Islas Ábaco y Gran Bahama que se trasladen a áreas seguras.

Decenas de residentes de esos lugares permanecían en zonas vulnerables horas antes de la llegada de Dorian.

«Las casas y las estructuras se pueden reemplazar, las vidas no», dijo el gobernante en una conferencia de prensa, en la que advirtió a quienes se resistían a evacuar áreas en riesgo de Islas Ábaco y Gran Bahama.

«El tiempo no está de nuestro lado», destacó.

El NHC prevé una marejada ciclónica que podría elevar las aguas entre 4,5 y 6 metros por encima del nivel normal en zonas de las Islas Ábaco y de Gran Bahama, causando grandes y destructivas olas.

Los cambios registrados en los últimos dos días en la trayectoria de Dorian han transformado de forma importante las previsiones que existían sobre su posible impacto en el sur de la Florida (EE.UU.).

Hasta este sábado, se pensaba que podía golpear con toda su fuerza a las ciudades de Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach.

Las últimas proyecciones reducen la posibilidad de que eso ocurra, aunque sin descartarlo del todo.

De hecho, el reporte de las 0300GMT de este domingo del NHC emitió una alerta de tormenta tropical para la zona que se extiende desde Deerfield Beach hasta Sebastian Inlet, abarcando una franja de unos 200 kilómetros de extensión.

Se espera que, tras acercarse a Bahamas durante este domingo, Dorian se aproxime a la costa oriental de Florida entre finales del lunes y principios del martes.

El NHC señaló que es necesario seguir monitoreando el posible impacto de Dorian en el sur y el centro de Florida y advirtió que podría ser necesario emitir nuevas alertas este domingo sobre el potencial efecto de este huracán en la costa oriental del estado.

«Hay un gran riesgo de fuertes vientos y tormenta peligrosa para las costas de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte para mediados de la próxima semana», ha dicho el NHC.

Mientras que agregó que si bien es probable que el huracán experimente algunas fluctuaciones, «se espera que Dorian siga siendo un poderoso huracándurante los próximos días».

En cualquier caso, el NHC ha indicado que se esperan fuertes lluvias sobre una parte de las Bahamas, sobre Florida y en otras partes del sureste de Estados Unidos.

Planes de contingencia

Desde mediados de semana, los residentes de Florida acudieron de forma masiva a los comercios para adquirir las provisiones necesarias para hacer frente a esta contingencia.

En varios supermercados de la ciudad de Miami, las ventas de agua embotellada estaban siendo racionadas ante la intensa demanda.

El viernes por la noche ya había numerosas estaciones de gasolina que no contaban con suministro suficiente para abastecer a los clientes.

Ante la incertidumbre, las autoridades habían recomendado a los residentes de las zonas que potencialmente podrían verse afectadas por Dorian que tomen precauciones y se abastezcan de agua, comida y medicinas suficientes para cubrir sus necesidades durante varios días.

Este sábado por la noche, algunos noticieros mostraban personas en Miami que se preguntaban si era posible devolver a los comercios algunos de los productos adquiridos y no consumidos.

Un signo claro de que pensaban que para ellos el peligro ya estaba conjurado. Queda por ver si es así. (BBC Mundo)