Actualidad

Hoy se inauguró el Primer Foro Energético Sudamericano

El vicepresidente de la República, Glas, y el secretario de Unasur, Samper, abrieron las discusiones sobre el sector eléctrico e hidrocarburífero en la región.

QUITO. Con la presencia de más de 150 participantes nacionales e internacionales entre ministros, representantes de gobiernos, organismos, academia, empresa públicas y privadas, el vicepresidente de la República, Jorge Glas, y el secretario de Unasur, Ernesto Samper, abrieron este jueves las discusiones sobre aspectos relacionados con el sector eléctrico e hidrocarburífero en la región.

Este Primer Foro Energético Sudamericano que se desarrollará hasta el viernes en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ubicada en el norte de Quito, es organizado bajo el tema ‘Trilemma Energético”: seguridad y equidad energética y sostenibilidad medioambiental’.

“La integración energética debe ser eje de integración y trabajo en Suramérica”, mencionó el vicepresidente Glas y detalló varios de los proyectos del gobierno ecuatoriano para que el país cambie su matriz energética y pase a depender menos de la energía hidrocarburífera usando centrales hidroeléctricas en construcción que permitirán contar con energía más limpia y amigable con el medioambiente.

Mientras que el secretario de Unasur se mostró confiado e indicó que serán capaces “de sacar una propuesta energética común para todos los países de Unasur”.

Además, Samper expuso la importancia del trabajo de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), también con sede en Quito para identificar al menos 7 proyectos eléctricos que pueden formar parte de la agenda regional y que puedan ser discutidos en el foro que es organizado por el Consejo Mundial de Energía (WEC) y la Unasur, con el apoyo del Ministerio de Electricidad y Energía Renovable de Ecuador (MEER).

Este evento busca promover la integración regional y espacios para encuentros empresariales a través del intercambio de experiencias y conocimientos para de esta manera se logre atender los desafíos energéticos más allá de la frontera de cada país. (VCV/La Nación)