Actualidad

Hoy cumplen 27 años de desaparecidos los hermanos Restrepo

Desde 1989 hasta el 2008,  todos los miércoles,  familiares de los jóvenes desaparecidos realizaron plantones en la Plaza Grande para reclamar  a sus hijos y denunciar este hecho.

Al pie del reciente inaugurado mural “Grito de la Memoria” – elaborado como un homenaje a las víctimas de violaciones de derechos humanos -, familiares y amigos con flores en mano,  recordaron un día más la desaparición de Santiago y Andrés Restrepo Arismendi el 8 de enero de 1988.

Esa fecha los jóvenes dejaron su casa localizada al nororiente de Quito en el Barrio Miravalle, para reunirse con un amigo.  A la altura de las calles Río Coca y Av. Shyris fueron interceptados por policías del Servicio de Investigación Criminal (SIC), para posteriormente desaparecer sin dejar rastro alguno.

A la organización creada en la dictadura en la dictadura del General Guillermo Rodríguez Lara, se la acusa de ser la causante de varios crímenes humanos  y desapariciones en el periodo desde 1984 hasta 1989.

En el 2012, se reabrió el caso “Restrepo” tras salir a la luz el documental “Con mi corazón en Yambo” realizado por Fernanda Restrepo, hermana de los jóvenes desaparecidos, donde se recopilaban nuevas pruebas y datos.

Tras contar con el testimonio del ex agente Salomón Castillo, el Ministerio Público ordenó la exhumación de cuerpos en áreas del Cementerio del Batán al norte de Quito, donde existen fosas comunes en las que fueron enterrados cadáveres en 1988.

También se han realizado toma de testimonios de testigos, ex agentes del SIC, funcionarios del

cementerio del Batán,  la hermana de los desaparecidos y otros.  Además se han realizado pruebas de ADN de osamentas encontradas con los de Pedro Restrepo, padre de los jóvenes, sin obtener resultados positivos.

Aunque el ex agente del SIC, Hugo España, declaró que los cuerpos de los jóvenes fueron lanzados a la Laguna de Yambo en Cotopaxi, y tras  investigaciones e inspecciones en el lugar  no pudieron hallar nada.

La familia Restrepo se dedicó durante 19 años (desde 1989), por medio de plantones a pedir justicia.  Pero no fue hasta 1998 cuando el Estado ecuatoriano indemnizo al padre de los jóvenes, Pedro Restrepo con $ 2’000.000 por los diversos daños causados a la familia.

Aun cuando el padre de los jóvenes reconoce el seguimiento que se ha llevado en este caso asegura quedan muchas cosas por esclarecer y lo más importante saber el paradero de los cuerpos de sus hijos.

La desaparición de los jóvenes  es investigada por la Dirección de la Comisión de la Verdad de la Fiscalía General del Estado junto a otros 136 expedientes.  En particular este hecho se investiga como una violación a los derechos humanos y el objetivo principal de esta investigación es encontrar los restos de los desaparecidos, así lo confirmó Fidel Jaramillo, principal de la entidad en una entrevista a diario el Telégrafo.

Según datos de la Comisión de la Verdad, el 68% de los casos investigados por violaciones a los derechos humanos ocurrieron durante el mandato socialcristiano.

Por su parte la Fiscalía General del Estado, reafirmó  una vez más a dar seguimiento a este caso que representa una grave violación a los derechos humanos y no dejarlo en la impunidad.  (VBF/La Nación)