Economía

Hotel Ramada tiene dificultades económicas, según sus reportes societarios

El icónico Hotel Ramada atraviesa una situación financiera compleja. Al 31 de diciembre del 2022, la empresa -cuya razón social es Cadena Hotelera Hotelca C. A.- “tiene pérdidas acumuladas por $ 182.031,62, que representan el 95 % del capital más reservas, así como un capital de trabajo negativo de $ 326.698,15, que afectan la liquidez de la compañía”.

Esta información consta en el informe de los auditores independientes a los estados financieros de la compañía colgados en la página web de la Superintendencia de Compañías, y que además fue incluida en la demanda civil por desahucio (desalojo) que interpuso el Fideicomiso Mercantil Ramada, nuevo propietario del edificio donde funciona el hotel, contra Hotelca.

La auditoría cita la Ley de Compañías, la cual establece que “cuando las pérdidas alcancen el 60 % o más del capital suscrito y el total de las reservas, la compañía se pondrá necesariamente en liquidación, si los accionistas no proceden a reintegrarlo o a limitar el fondo social al capital existente, siempre que éste baste para conseguir el objeto de la compañía”. “Aunque la Compañía espera continuar con sus operaciones en el futuro previsible, la evaluación del cumplimiento de la hipótesis de negocio en marcha se ha realizado en un escenario de incertidumbre significativa”.

Los anteriores propietarios del edificio, ubicado en las calles Malecón y Panamá, en el centro de Guayaquil, eran los hermanos Roberto y William Isaías, exdueños del Filanbanco, a través del Fideicomiso Comité DH-ONU-Reparación Integral (Trust).

Dicho fideicomiso fue creado en el 2022 para recibir los bienes que paulatinamente les ha devuelto el Estado tras ganar una acción de protección en la cual se señaló que las incautaciones que realizó la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD) en el 2008 fueron ilegales.

A su vez, este fideicomiso creó el Fideicomiso Mercantil Ramada teniendo como patrimonio el edificio del bien, pero luego vendió los derechos fiduciarios a una tercera persona.

El Fideicomiso Ramada pidió al juez que tramita el caso que ordene el desalojo del inmueble y que dicte como medidas provisionales la retención de $ 63.000 de las cuentas del hotel y el embargo de sus bienes muebles hasta que este pague la renta adeudada.

La empresa tenía antes un contrato de arrendamiento con la Secretaría Técnica de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar), que tenía la propiedad de ese edificio cuando pasó al Estado.

En tanto que en otro documento colgado en la Superintendencia, el administrador de Hotelca hace un resumen de la situación financiera de la compañía al cierre del ejercicio 2022 y de los resultados anuales comparados con los del ejercicio precedente.

Ingresos totales:

2022: $ 1,251,970.37

Incremento aproximado: 51%

Gastos totales:

2022: $ 1,215,439.69

2021: $ 851,990.59

Incremento aproximado: 43%

Utilidad del ejercicio económico operativo:

2022: $ 21.653,41

“Al 31 de diciembre de 2022, los activos totales fueron de $ 1,050,200.42; el total de pasivos fue de $ 1,030,938.02 y un patrimonio debilitado US$ 19,262.40 producto de las pérdidas acumuladas de años anteriores, especialmente del 2020 y 2021, producto de fusión Cadena Hotelera con Nahele S.A. (dueña de una parte de las acciones); afectación por el COVID-9, paralizaciones indígenas del 2019 y 2022″, señala el reporte.

También se menciona que la empresa tenía, a esa fecha, una deuda de $ 651.755,32 con diferentes acreddores, como proveedores, Inomibiliar, exempleados y otros.

Hotelca tiene, según la Superintendencia, 85 accionistas, de los cuales más del 90 % son personas naturarales. En su mayoría se trata de los empleados que adquirieron acciones cuando esta pasó al control de la AGD.

Fuente: www. kchcomunicacion.com