Opinión

El hotel con miles de estrellas

Una cama en medio de los Alpes suizos se convierte en destino vacacional

SUIZA. Cuando se sale de casa para ir de vacaciones, se espera cambiar un techo por otro y el mayor miedo es quedarse sin un espacio donde poder estar. La mayoría de las veces las habitaciones son pequeñas o compartidas… Pero esta «habitación» tiene 298.128 kilómetros cuadrados, eso sí, el techo son las estrellas.

Null Stern es un hotel en medio de los Alpes suizos, a 2.000 metros de altura, que compensa sus cero estrellas en la guía turística con las miles que hay sobre la cabeza de los huéspedes. La habitación consiste en una cama de matrimonio, con dos mesillas de noche con sus lámparas correspondientes y una mesa auxiliar.

A cinco minutos caminando vive el camarero en una cabaña (donde está el baño) y ofrece servicio de habitaciones, como cualquier hotel convencional, y prepara los desayunos y las cenas que son servidos en la cama.

Según los dueños, este tipo de hotel «trata de poner al cliente en el centro de la experiencia y focalizarse en los intangible, reduciendo todo lo demás al mínimo». Abierto en julio de 2016, estará abierto de primavera a otoño, pero se puede cancelar la reserva en caso de mal tiempo. Este verano está completo, pero se pueden hacer reservas para la lista de espera de 2017.

Los hermanos Frank y Patrik Riklin y su socio Daniel Charbonnierson los fundadores de este hotel, basado en el concepto «la única estrella eres tú», pero antes habían desarrollado otro proyecto con la temática «cero estrellas». ¿Cómo se consiguen cero estrellas? En un antiguo búnker nuclear en Teufen, Suiza. El salto de estar bajo tierra a otear los Alpes al despertarse es grande, pero ambos proyectos tratan de romper con lo convencional y quedarse con el minimalismo de las pequeñas cosas. (ABC/La Nación)