Tecnociencia

Hormigas que reconocen heridas infectadas y las tratan con antibióticos

Las hormigas de la especie Megaponera analis, muy extendidas al sur del Sáhara, tienen una dieta reducida: Solo comen termitas. Sus expediciones de caza son peligrosas porque las termitas soldado defienden a sus congéneres, y para ello utilizan sus poderosas mandíbulas. Por ello, es frecuente que las hormigas resulten heridas por mordeduras durante la caza.

Si las heridas se infectan, el riesgo de supervivencia es considerable. Sin embargo, esas hormigas han desarrollado un sofisticado sistema sanitario: pueden distinguir entre heridas infectadas y no infectadas y tratar eficazmente las primeras con antibióticos que ellas mismas producen.

Así lo ha comprobado el equipo integrado, entre otros, por Erik Frank, de la Universidad de Wurzburgo en Alemania, y Laurent Keller, de la Universidad de Lausana en Suiza.

Para el tratamiento, las hormigas aplican compuestos antimicrobianos y proteínas a las heridas infectadas. Toman estos antibióticos de la glándula metapleural, situada en un lateral del tórax. La secreción contiene 112 componentes, la mitad de los cuales tienen un efecto antimicrobiano o cicatrizante. La terapia es muy eficaz: la tasa de mortalidad de los individuos infectados se reduce en un 90%, según descubrió el equipo de investigación.

«A excepción de los humanos, no conozco ningún otro ser vivo que pueda llevar a cabo tratamientos médicos tan sofisticados de las heridas», enfatiza Frank. Keller añade también que estos hallazgos «tienen implicaciones médicas porque el principal patógeno de las heridas de hormiga, Pseudomonas aeruginosa, es también una de las principales causas de infección en humanos, con varias cepas resistentes a los antibióticos».

¿Son las hormigas de la especie Megaponera analis únicas en esta capacidad de administrar cuidados médicos que incluyen fármacos? Los autores del estudio esperan poder contestar a esta pregunta en el futuro, tras investigar a otras especies de hormigas y a otros animales sociales.

Los investigadores también quieren identificar y analizar los antibióticos utilizados por las hormigas Megaponera analis. Esto podría conducir al descubrimiento de nuevos antibióticos que también podrían utilizarse en humanos.

El estudio se titula “Targeted treatment of injured nestmates with antimicrobial compounds in an ant society”. Y se ha publicado en la revista académica Nature Communications.

Fuente: NCYT de Amazings