Internacional

Horacio Cartes considera histórica la visita del papa a Paraguay

Se trata de la segunda visita de la máxima autoridad de la iglesia católica a Paraguay desde la llegada de Juan Pablo II.

ASUNCIÓN.  El presidente paraguayo, Horacio Cartes, calificó hoy de histórica la visita que realizará a Paraguay del papa Francisco del 10 al 12 de julio, durante la cual recorrerá el Bañado Norte, uno de los barrios pobres de Asunción.

“Va a figurar (el viaje) en la historia por siempre y para siempre (..) Es lo más grande que le puede pasar a Paraguay y a la Presidencia”, dijo Cartes durante el acto en el que se presentó el programa papal.

Durante la presentación, a la que también asistió el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, y el presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), Claudio Giménez, Cartes reconoció desconocer la cantidad que costará esa visita al Estado, al tiempo que consideró impropio considerarlo un gasto.

La estancia del primer papa latinoamericano a Paraguay, donde concluirá una gira que le llevará antes por Ecuador y Bolivia, comenzará con una visita protocolaria a Cartes en el Palacio de los López, indicó el nuncio apostólico, Eliseo Ariotti, durante la rueda de prensa.

Tras un encuentro con las autoridades y con el cuerpo diplomático, Francisco se retirará para retomar su agenda el sábado 11 de julio, jornada que comenzará con una visita al hospital pediátrico “Niños de Acosta Ñu”.

Después se trasladará a la localidad de Caacupé, a unos 55 kilómetros de Asunción, el más importante centro de devoción mariana de Paraguay, donde recorrerá en el papa-móvil el trayecto hasta el santuario y oficiará una misa en su explanada.

Posteriormente se reunirá con representantes de la sociedad civil en el estadio León Candou de la escuela San José y presidirá las vísperas con miembros del clero en la catedral metropolitana, señaló Ariotti.

El último día, el domingo 12 de julio, el papa tiene previsto visitar el Bañado Norte, parte del cinturón de barrios humildes de la capital paraguaya y expuestos a las periódicas inundaciones del río Paraguay.

Luego presidirá una multitudinaria en el campo de Ñu Guazú, el más grande del Asunción metropolitano y donde en 1988 Juan Pablo II congregó a cientos de miles de personas a pesar de la fuerte lluvia.

Se trata de la segunda visita de la máxima autoridad de la iglesia católica a Paraguay desde la llegada de Juan Pablo II.

El Gobierno paraguayo calcula que un millón de turistas extranjeros llegarán al país para ver al papa, con una gran mayoría de visitantes de países de la región como su natal Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. (Efe/La Nación)