Internacional

Homenajean en Bogotá a Charlie Hebdo y recuerdan a periodistas asesinados

Al acto asistieron autoridades del Gobierno nacional como el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y la canciller colombiana, María Ángela Holguín, así como el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

BOGOTÁ.  Bogotá rindió homenaje a los doce fallecidos en el atentado en París contra la revista satírica Charlie Hebdo en una ceremonia en la que también se recordó a los periodistas colombianos asesinados en los últimos años por ejercer su profesión.

 El acto, que comenzó alrededor del mediodía, tenía como finalidad mostrar la “solidaridad” de la sociedad colombiana con la masacre en Francia, con la que se identifican especialmente por la sangrienta persecución que decenas de periodistas han sufrido y sufren en Colombia.

 “De alguna manera es empezar a aportar un granito de arena y también lo hacemos en representación de tanto periodista muerto en este país por expresarse. Es un acto de solidaridad”, explicó a Efe Patricia Botero, trabajadora del colegio Liceo Francés presente en el acto.

 Los trabajadores de este centro educativo, que llegaron en cuatro autobuses, fueron el grupo más numeroso entre los ciudadanos que se acercaron a la Plaza de Bolívar, en el centro de la ciudad y en la que fueron izadas banderas colombianas y francesas para esta ocasión.

 Fuentes de la Alcaldía de Bogotá explicaron a Efe que el evento fue organizado entre los funcionarios locales, que se encargaron de la infraestructura, y la embajada de Francia, que convocó a los diplomáticos de países de Europa, América Latina, Israel y el representante de la Autoridad Nacional Palestina, entre otros.

 El llamado a respetar la libertad de expresión se extendió al primer número de Charlie Hebdo tras el atentado, publicado  y que ya ha generado controversia en algunos sectores del Islam, que consideran que su portada, una caricatura de Mahoma apenado bajo la frase “todo está perdonado”, no ayuda a rebajar la tensión.

 “En Francia no hay delito de blasfemia, cada uno puede opinar lo que quiere pero no puede tener opiniones racistas, xenófobas, porque eso no es opinión, es un delito. La portada no incita al odio, al contrario”, aseguró a Efe el embajador francés, Jean-Marc Lafôret.

 El diplomático, que recordó la extraordinaria tirada de cinco millones de ejemplares que tendrá este número, subrayó que aunque “se puede estar en desacuerdo” con lo que publica Charlie Hebdo, siempre existe la opción de “no comprarlo”. (Efe/ La Nación)