Internacional

Holanda conmemora el primer aniversario derribo MH17 con familiares víctimas

«Ha sido un año de duelo privado con familiares y amigos cercanos, mientras que una tormenta mediática rugía en el exterior», dijo Rutte durante esta conmemoración.

LA HAYA. Holanda conmemoró el primer aniversario del derribo del MH17 en el este de Ucrania, con un acto en la población de Nieuwegein, donde el primer ministro, Mark Rutte, ha agradecido «la paciencia y confianza» de las familias de las víctimas de aquella tragedia sin esclarecer.

Durante la ceremonia se han leído los nombres de los 298 fallecidos y a ella han asistido alrededor de 1.500 familiares de las víctimas, en su mayor parte neerlandesas, así como una representación del Gobierno de Holanda, donde hoy sus banderas ondean a media asta en señal de duelo.

«Ha sido un año de duelo privado con familiares y amigos cercanos, mientras que una tormenta mediática rugía en el exterior», dijo Rutte durante esta conmemoración.

Rutte reconoció que «aún queda mucho por hacer para conseguir lo que se merecen» las víctimas del MH17, ya que la investigación sobre las causas del derribo no ha terminado aún y quedan dos personas por identificar.

«Independientemente del dolor del momento, una cosa está clara y es que las víctimas del MH17, sus seres queridos, nunca serán olvidados», dijo Rutte, que dijo esperar que esta conmemoración fuera «una fuente de esperanza y fortaleza para todos».

Además de Rutte, asistieron los ministros de Seguridad y Justicia, Ard van der Steur, de Asuntos Exteriores, Bert Koenders, y del Interior, Ronald Plasterk, así como la secretaria de Estado de Infraestructura y Medio Ambiente, Wilma Mansveld.

El evento, que se ha desarrollado en el centro de congresos de Nieuwegein, no se ha retransmitido en directo por las cadenas de televisión, que sólo han ofrecido algunas imágenes para mantener la privacidad con que se había convocado.

«El día 17 de julio nunca será una fecha como cualquier otra. Recordadlos como eran, como eran sus vidas y cómo vivían con sus seres queridos, lamentad sus muertes y celebrad sus vidas», pidió en una emotiva carta colocada en Facebook el actual vicepresidente primero de la CE y en esa fecha ministro de Asuntos Exteriores de Holanda, Frans Timmermans.

En diversas ciudades y localidades del país de donde procedían las víctimas, los holandeses han colocado pequeños altares con velas y fotos de los fallecidos, además de que desde esa red social se ha puesto en marcha una conmemoración general mediante la colocación de las fotos de los fallecidos.

«Nuestros corazones están con las familias y amigos de las víctimas del MH17», aseveró la aerolínea KLM en un mensaje en Twitter, al igual que hizo el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol, donde se colocaron ramos de flores.

En esta misma semana, han surgido nuevas informaciones e imágenes sobre el trágico vuelo que hacía la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur y en el que, además de 193 holandeses, murieron 44 malasios, 27 australianos, 12 indonesios, 9 británicos, 4 belgas, 4 alemanes, 3 filipinos, 1 canadiense y 1 neozelandés.

El Consejo de Seguridad de Holanda, encargado de la investigación del accidente del vuelo MH17, distribuyó el borrador de su informe en el responsabiliza a los rebeldes prorrusos del este de Ucrania del derribo del avión, aparentemente por un misil Buk tierra-aire, según informó la CNN y la prensa holandesa esta misma semana.

El organismo había dicho que la versión definitiva de su investigación se dará a conocer a mediados del próximo octubre.

También el grupo mediático australiano «News Corp» difundió un vídeo con nuevas imágenes que muestran la llegada de un grupo de presuntos rebeldes prorrusos al lugar donde cayó el MH17.

Holanda, con el apoyo de Australia, Bélgica, Malasia y Ucrania, solicitó la creación de un tribunal internacional independiente para juzgar a los responsables del accidente aéreo, petición que no ha sido bien recibida por Rusia, miembro del Consejo de Seguridad de la ONU con derecho a veto.

Para el presidente de Rusia, Vladimir Putin, esa posibilidad sería «contraproducente».

Un año después del trágico suceso, se creará un fondo de ayuda para las familias que se espera pueda concretarse en los próximos meses, en el que participará el Gobierno neerlandés, según el diario holandés De Telegraaf.

Según dijo a ese medio el abogado especializado en aviación Frans Vreede, se formará «un comité de sabios», que junto a las autoridades holandesas, «elaborará un plan económico de asistencia a las familias de las víctimas» porque «es importante que las familias sean compensadas económicamente».

Los recursos que se incluyan en ese fondo se quieren utilizar también «para financiar, por ejemplo, el monumento a las víctimas», añadió. (Efe/La Nación)