Ciencia

Hispanos con riesgos de sufrir enfermedad hepática alcohólica

La enfermedad hepática alcohólica hace referencia a un amplio espectro de lesiones hepáticas, entre ellas el hígado graso alcohólico, la hepatitis alcohólica y la cirrosis alcohólica.

EE.UU. Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en Davis ha revelado el papel de la etnia en la edad de inicio y la gravedad de la ALD, con resultados sorprendentes: los hispanos la sufren de cuatro a diez años antes que los caucásicos y los afroamericanos.

La ALD es la causa más frecuente de muerte relacionada con el hígado en EE UU, con cerca de 15.000 fallecimientos cada año. Afecta a individuos de todas las edades, razas y nivel socioeconómico, pero no a todos ellos de la misma manera, incluso si se consume la misma cantidad de alcohol; lo que sugiere la intervención de otros factores, como los genes o el medio ambiente.

El trabajo que se publica en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research está encabezado por la investigadora Valentina Medici, quien asegura a Sinc que se ha demostrado por primera vez “que la etnicidad puede predecir la edad en la que se presenta hígado graso alcohólico y hepatitis alcohólica” y que los hispanos alcohólicos “tienden a ser más frecuentemente obesos y diabéticos que los otros grupos étnicos”.

También, los hispanos con cirrosis alcohólica tienen más probabilidad de ser hospitalizados que los caucásicos, lo que es “indicativo de una enfermedad posiblemente más grave”.

Para llegar a estos resultados, Medici y sus colegas realizaron un estudio retrospectivo de todos los pacientes con ALD admitidos o controlados de forma ambulatoria en el Centro Médico de la Universidad de California en Davis. Después de excluir a los sujetos infectados con hepatitis B y VIH, los investigadores revisaron 791 historias clínicas que incluían las de 130 pacientes con hígado graso alcohólico, 154 con hepatitis alcohólica y 507 con cirrosis alcohólica.

“Los datos mostraron que los hispanos, en todos los estadios de la enfermedad hepática, tenían mayor índice de masa corporal (IMC) en el rango de obesidad y que en aquellos con cirrosis alcohólica había aumentado la incidencia de la diabetes tipo II y el síndrome metabólico”, apunta Medici.

La coexistencia de resistencia a la insulina y síndrome metabólico que se produce con el aumento del IMC es conocida por contribuir a la lesión hepática independiente de consumo de alcohol, en la conocida como enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, si se excluye del estudio a los sujetos con obesidad y diabetes, los hispanos con ALD eran aún más jóvenes que los caucásicos. Por lo tanto, “los hispanos tienen otros muchos factores de riesgo que contribuyen al desarrollo de enfermedad hepática”, añade Medici. (Internet/ La Nación)