Internacional

Henrique Capriles planteó dos vías pacíficas para adelantar el fin de Nicolás Maduro

El gobernador del estado de Miranda considera que la oposición debe impulsar un referéndum y, a la par, una enmienda constitucional, aunque indicó que ésta seguramente será obstaculizada por el Tribunal Supremo

VENEZUELA. Henrique Capriles, manifestó este jueves que la oposición debe impulsar un referéndum para adelantar el fin del régimen de Nicolás Maduro. Asimismo, el ex candidato presidencial indicó que a la par se debe activar con el mismo fin una enmienda constitucional.

“La enmienda será obstaculizada por el Tribunal Supremo de Justicia, pero sobre el referéndum no tienen argumentos posibles. Al activarse, el Gobierno se tendrá que someter a la consulta”, señaló el gobernador del estado de Miranda en una nota de prensa.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió el año pasado que, a más tardar mediados de 2016, se definiría la ruta “constitucional, electoral, democrática y pacífica” que permitiese adelantar el fin de la gestión de Maduro, cuyo mandato expira en 2019.

Tanto la enmienda como el referéndum, así como una eventual renuncia del jefe de Estado chavista, figuran entre las diversas opciones previstas al efecto en la Constitución Nacional.

Maduro se impuso en las elecciones presidenciales en abril de 2013 ante Capriles, quien hasta el día de hoy denuncia que hubo “fraude”.

El partido opositor Causa R. sostuvo este miércoles que la opción más viable hasta el momento es la enmienda constitucional, por contar con mayor apoyo que un posible referéndum en las filas opositoras.

El proyecto de enmienda constitucional presentado por este partido prevé que el 10 de enero de 2017 tomaría posesión un nuevo presidente, elegido en elecciones que, en ese caso, podrían celebrarse el próximo diciembre.

“No hay mejor propuesta” e “incluso quienes habían propuesto antes el referendo revocatorio (del mandato de Maduro) hoy tienen claro que la enmienda constitucional es la mejor vía”, afirmó el secretario general de Causa R, José Ignacio Guédez.

Capriles, por su parte, dijo que no comparte esa opinión, y argumentó que el Supremo frustraría la enmienda, gracias a la mayoría de jueces que responden al chavismo. “La oposición está en la posibilidad de superar, por inmensa mayoría, los votos que sacó Maduro en 2013”, apuntó el gobernador de Miranda, en referencia a un posible referéndum.

El referéndum revoca el mandato de cualquier funcionario en Venezuela siempre que sus detractores obtengan un voto más del apoyo cosechado por el cargo electo en el momento de su elección.

“El debate para elegir una alternativa (…) ya comenzó y la diatriba gira en escoger la opción que más convenga al país”, cuyos electores ya no están divididos en partes iguales y eso se demostró en las elecciones parlamentarias del pasado diciembre, cuando los candidatos de la MUD ganaron 112 escaños y 55 el chavismo, explicó el líder opositor.

“No somos dos mitades. Hay una inmensa mayoría que quiere cambio y eso se evidenció en las parlamentarias”, aseveró.

A su juicio, el cambio de presidente “es urgente” porque “vivimos la peor crisis de nuestra historia”.

“Venezuela puede cerrar el año con 700 por ciento de inflación y más de 70 por ciento de escasez. Es una crisis que se acelera cada día y el Gobierno no quiere hacer nada para cambiar ese escenario y ante eso la única opción es cambiar el Gobierno”, insistió.

Capriles, dos veces candidato presidencial, también se mostró partidario de cambiar a los funcionarios electorales antes de que los venezolanos vuelvan a las urnas y alertó también sobre alternativas violentas.

“Frente a nosotros tenemos gente que no juega pacíficamente (…); ellos quieren mantenerse en el poder a costa de lo que sea”, pero la MUD buscará “ese cambio y será duradero, porque se hará dentro de la Constitución”, sostuvo. (Efe/ La Nación)