Internacional

Henrique Capriles consideró “inaceptable” que el CNE haya postergado el revocatorio a Nicolás Maduro y propuso otra marcha

El líder opositor venezolano quiere realizar otra gran manifestación en Caracas. La oposición evalúa otras acciones por el retraso en el cronograma del referéndum sobre el mandatario chavista, que se realizaría recién en 2017

VENEZUELA. Los dirigentes de la oposición venezolana evalúan nuevas acciones de protesta ante el retraso del Poder Electoral para anunciar la fecha en que se llevará a cabo la siguiente fase del referendo que impulsan para revocar el mandato del presidente del país, Nicolás Maduro.

El dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, propuso realizar una marcha hacia la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Caracas para pedirle respuestas, “todos exigiendo nuestro derecho a decidir”.

Capriles consideró “inaceptable” que el Poder Electoral haya postergado el anuncio que los opositores esperaban la semana pasada, y aseguró que acudirán hasta la sede del CNE pese al dispositivo de seguridad que regularmente ha impedido las movilizaciones opositoras en esa jurisdicción.

“A un venezolano que vaya al CNE no lo pueden acusar de nada (…) si el Gobierno quiere el camino de la represión será peor para ellos, el mundo tiene los ojos puestos sobre Venezuela”, expresó el opositor tras reiterar que las cuatro rectoras -de cinco que integran el órgano electoral- se “burlan” del pueblo.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, sostuvo que el CNE “no puede retrasar su anuncio por mucho más tiempo”, pues, continuó, “sea cual sea su decisión, será sumamente costosa para el Gobierno”.

Torrealba cree que el Poder Electoral está “paralizado” porque el presidente, Nicolás Maduro, “no ha tomado una decisión” respecto al referendo que podría poner fin a su Gobierno, según dijo.

Además, el presidente del Parlamento venezolano, el opositor Henry Ramos Allup, aseguró que la MUD ha cumplido con todos los requisitos para activar la consulta por lo que “no hay derecho” para que el CNE “no cumpla con su deber”.

“Están jugando con materia inflamable, le están metiendo demasiado a la caldera de la inquietud nacional”, expresó.

El paso por cumplir por los opositores que buscan la destitución del jefe de Estado consiste en la recogida de apoyos equivalente al 20% de los inscritos en el censo electoral, unos 4.000.000 de votantes.

Para esta tarea, que se concretará a fines de octubre de acuerdo con el CNE, la MUD exige que el ente disponga de al menos 19.500 máquinas en 6.500 centros de votación en todo el país durante tres días. (INFOBAE)