Economía

Hay necesidad de más instituciones de garantía en Latinoamérica

En los países a fomentarse están Guatemala, Honduras y Panamá, Ecuador y Bolivia

 

Valladolid. La expansión de instituciones de garantía de inversión en Latinoamérica, y en particular en Centroamérica, es una necesidad y un reto de futuro para facilitar el acceso a la financiación de las pequeñas empresas.


Así lo manifestó el presidente de la Asociación Latinoamericana de Instituciones de Garantía (Aliga), Francisco Martinotti, durante su intervención en la segunda jornada del XIX Foro Iberoamericano de Sistemas de Garantía y Financiación de Pymes, celebrada en Valladolid.


Martinotti, director del Fondo de Garantía para Préstamos a la Pequeña Industria (FOGAPI) de Perú, explicó que en Latinoamérica las instituciones financieras de garantía han cumplido etapas, pero que aún quedan retos.


El presidente de Aliga explicó que, pese a que en la última década los sistemas de garantía se han multiplicado por diez en Latinoamérica, aún quedan países en los que no existen esas entidades financieras, un instrumento “muy necesario” para apoyar a las pymes, ha sostenido.


“Nuestro afán es llegar a países como Guatemala, Honduras y Panamá y aumentar la presencia en Ecuador o Bolivia”, expresó Martinotti, quien añadió que las instituciones de garantía “acompañan” el proceso de obtención de crédito de las pequeñas y medianas empresas.


El máximo representante de Aliga consideró que las entidades financieras de garantía tienen un rol importante en la “necesaria internacionalización” de las empresas latinoamericanas, ya que pueden acompañar a las pymes a través de la garantía para exportar o importar productos.


En opinión de Martinotti, otro de los retos de las entidades financieras de garantía es precisamente determinar el apoyo a la internacionalización de las pymes para que no sea una tarea “quijotesca”, sino un proceso “real” que establezca “vínculos con el mundo”.


En ese sentido, manifestó que una economía globalizada exige una internacionalización de las compañías de América Latina hacia Europa, a través de España, que debe ser un “proceso de reciprocidad”, para que también las pequeñas empresas españolas accedan al mercado latinoamericano.


El secretario técnico de la Red Iberoamericana de Garantías (Regar), Pablo Pombo, declaró en su intervención que se ha demostrado que los sistemas de garantías “no son una moda, sino que hoy más que nunca son una realidad y una necesidad”.


Pombo destacó que para la “necesaria internacionalización”, Iberoamérica debería acceder a financiación y que en esa tarea las sociedades de garantía tendrán un “rol muy importante”.


El encuentro celebrado en Valladolid reunió a cerca de quinientos participantes procedentes de veintidós países.(Efe/La Nación)