Actualidad

‘Hay milicias no convencionales, fuertemente armadas y con mucho dinero’ en Ecuador

El presidente de la República, Daniel Noboa Azin, mantuvo entrevistas con las cadenas internacionales BBC y Telemundo. En sus declaraciones abordó diversos aspectos de la situación actual en Ecuador, marcada por desafíos significativos en materia de seguridad y gobernabilidad.

“Hemos tenido días duros, pero estamos comprometidos en mejorar la situación del país(…). Nos da la fuerza y esperanza de que vamos a tener un país mejor”, enfatizó el mandatario.

Durante sus entrevistas, el mandatario destacó el compromiso de su administración para devolverle la paz a los ecuatorianos. “Estamos en un conflicto particular, sin precedentes. En el cual debemos pelear para llegar al desarrollo económico y social que queremos”.

Situación actual

El jefe de Estado explicó que la declaración del conflicto armado interno es una respuesta al accionar violento de grupos del crimen organizado que poseen una sólida estructura, recursos financieros y armamento. «Hay milicias no convencionales, fuertemente armadas, muy bien organizadas y con mucho dinero».

Detalló que la política de seguridad tiene como objetivo la segmentación de cárceles, el control aduanero, la seguridad en las fronteras, la militarización de puertos y rutas estratégicas para la exportación. También apunta a eliminar las comodidades a las que estaban acostumbradas las cabezas de estos grupos criminales, desde donde planificaban y perpetraban actos violentos, sicariatos, crímenes, extorsiones y actividades relacionadas con el narcotráfico.

En el marco de estas acciones, informó que se trabaja por recuperar zonas del país que estaban tomadas por terroristas y que la lucha en curso tiene como objetivo recuperar el control de un sistema carcelario contaminado durante más de una década, restablecer el orden y devolverle la tranquilidad a la ciudadanía.

Además, resaltó los cambios estratégicos en la Policía Nacional y Fuerzas Armadas. Por lo que expresó su confianza en la cúpula actual, pero advirtió que aquellos que colaboren con estos grupos terroristas serán acusados y considerados como parte de estas estructuras criminales.

Situación carcelaria

El presidente resaltó que actualmente existe un exceso de 3.000 personas. Por ello, una de las primeras acciones es expulsar 1.500 personas privadas de la libertad (PPL) extranjeras registradas en el sistema penitenciario nacional. Esto, bajo leyes y tratados internacionales que amparen la medida.

Además, destacó la construcción de las dos nuevas cárceles de alta seguridad en las provincias de Pastaza y Santa Elena, diseñadas para albergar y segmentar adecuadamente a las PPL. “No podemos tener a alguien que se haya cruzado la luz roja del semáforo junto a un preso que violó o mató”.

Situación de presos fugados y rehenes

En relación con la búsqueda y recaptura de alias ‘Fito’ y ‘Capitán Pico’, el Jefe de Estado informó que se encuentran en proceso de seguimiento, con pistas recabadas y cooperación internacional.

Sobre los guías penitenciarios que han sido retenidos por personas privadas de la libertad (PPL) en diversos centros de privación de libertad del país, informó que se han implementado protocolos de seguridad para garantizar el retorno seguro a sus hogares. En la actualidad, se están diseñando estrategias en colaboración con las unidades especializadas de las fuerzas del orden, con el objetivo de lograr su liberación sin ceder ante la presión de estos grupos terroristas. Además, el gobierno mantiene una comunicación constante con los familiares de los afectados.

Preocupaciones por derechos humanos

Respecto a preocupaciones por la vulneración de derechos humanos con la presencia militar a escala nacional, el presidente enfatizó que previo a la declaratoria del conflicto armado interno ya existía muchas vulneraciones con la ciudadanía: extorsiones, sicariatos, muertes por balas perdidas, intimidaciones, entre otros. Por ello fue claro en afirmar que, el país se encuentra en guerra contra personas altamente armadas, que cuentan con una estructura, organización y financiamiento para actividades terroristas. “Estamos peleando a diario para que Ecuador no se convierta en un ‘narcoestado’. Creo que podemos ganar esta batalla y no me detendré en esta pelea hasta lograrlo”.

En ese sentido señaló que, durante la situación, la Policía Nacional y Fuerzas Armadas se han regido bajo leyes humanitarias internacionales.

Metas

El presidente explicó que la situación que atraviesa el país requiere la combinación de dos elementos fundamentales. En primer lugar, establecer una seguridad sostenible como piedra angular para mejorar el entorno empresarial, la educación y la calidad de vida de la población en general. Simultáneamente, en el ámbito económico, se debe brindar oportunidades de empleo a los jóvenes, con el fin de prevenir su involucramiento en actividades delictivas.

En este contexto, planteó la urgencia de resolver el conflicto actual, caracterizado como una guerra que requiere soluciones inmediatas y duraderas. Justamente, en respuesta a esta necesidad suscribió el Decreto Ejecutivo No. 111, que tiene como prioridad restablecer el orden, brindar paz.

Cooperación internacional y apoyo ciudadano

Noboa resaltó las expresiones de solidaridad de la comunidad internacional, que ha estado atenta a la situación en el país, reconociendo que esta problemática trasciende las fronteras. Por lo que no descartó la posibilidad de colaborar con otros países que enfrentan desafíos similares: “creo que juntando fuerzas podemos resolverlo de una mejor manera”, dijo.

El presidente Noboa destacó el respaldo ciudadano que han tenido las medidas tomadas. Asimismo, recalcó el apoyo de otras entidades como el de la Asamblea Nacional, Fiscalía General del Estado, Corte Nacional y la Defensoría del Pueblo.

Por: www.ecuadorenvivo.com