Actualidad

Hasta ministros son ‘cacheados’ para evitar filtración de audios

El presidente, Lenín Moreno, convocó ayer a una reunión del Consejo de Seguridad Pública del Estado (Cosepe).

Fue la primera desde que, a mediados de diciembre del año pasado, se difundió un audio filtrado en el que se escucha al Primer Mandatario comentar en una reunión de abril, sobre la situación de la frontera norte, afectada en ese entonces por por la banda narcoterrorista que lideraba alias ‘Guacho’.

De la prensa, solo se permitió el ingreso, por unos minutos, de cámaras para que hagan tomas y registren la breve declaración que dio Moreno. Pero hubo una orden estricta: sin teléfonos celulares.

Parecía que la orden estaba dirigida exclusivamente a la prensa. Sin embargo, cuando ingresaron la ministra del Interior, María Paula Romo, y el secretario de la Presidencia, José Agusto Briones, personal de seguridad les hizo un ‘cacheo’ riguroso, con detectores de aparatos electrónicos y metálicos.

Primero Romo, cuya cartera también fue sometida. Luego Agusto Briones, con los brazos extendidos horizontalmente. El Secretario solo llevaba una agenda en la mano, pero, al parecer, el detector emitió algún sonido, ya que el funcionario tuvo que llevarse la mano al bolsillo izquierdo de su chaqueta para sacar algo parecido a un llavero.

Igual registro se cumplió con todos los integrantes del Cosepe. Entre ellos, la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas; el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín; el comandante de Policía, Nelson Villegas; y la presidenta de la Corte Nacional de Justicia, Paulina Aguirre.

La reunión
Moreno se refirió al audio filtrado y dijo que fue distorsionado y sacado de contexto, “en el cuál supuestamente yo manifestaba que no se debía haber hecho absolutamente nada respecto a la liberación de los periodistas de diario El Comercio, lo cual es absolutamente mentira”.

El Presidente agregó que en el momento en que se forma el Consejo, sus miembros juran mantener absoluta reserva. Agregó que hay preocupación, ya que resulta casi imposible dar con la persona que realizó la grabación clandestina. “Todos tenemos alguna presunción; yo tengo la mía. Por supuesto, ventajosamente, esa persona ya no está acá”, dijo.

Tras finalizar la reunión se informó que se dispuso la desclasificación de las declaraciones de Moreno en esa cita del Cosepe (ver relativa). El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, pidió a la Fiscalía que acelere la investigación sobre la filtración del audio. (HCR)

El audio desclasificado
° El Gobierno difundió el texto completo de las declaraciones del Presidente en la reunión del Cosepe del 17 de abril de 2018, cinco días después del asesinato:

“Estamos tratando de una persona que no cumple los compromisos. Es un criminal y un narcotraficante, es un asesino. Nosotros habíamos cumplido a cabalidad todos los compromisos; entre esos, la desmovilización de las tropas temporalmente y acelerar los procesos judiciales.

Estábamos a punto de tener todos los elementos en orden como para poder liberarlos. Lo cual ya entiendo que a más de uno ya les causaba mucho escozor. Y a mí también. Porque a los que estaban liberando eran criminales.

Pero, en virtud de la vida, del derecho a la vida de los compañeros y hermanos periodistas, nosotros estábamos dispuestos a hacer cualquier tipo de sacrificio. Sin embargo, no cumplieron. A mí me da la sensación de que lo único que quiso es ganar tiempo para acomodarse adecuadamente en un sitio desde el cual pueda manejar para él la situación.

Muchísima pena por todas aquellas muertes que puedan venir después de esta situación. Pero creo que no podemos tener un Estado arrinconado. El principio elemental de dignidad, de un pueblo, de un Gobierno y de un Estado va bastante más allá de la vida de una… o de unas pocas o algunas personas. Con todo respeto a la vida de ellas. Por favor, les voy a rogar que den sus opiniones”.

 

 

 

Fuente: La Hora