Economía

Hasta fines de diciembre se resolverá norma sobre incentivos a la producción

La iniciativa contiene varias exoneraciones y medidas de aliento tributario a las nuevas inversiones, así como restricciones a escudos fiscales.

QUITO. El proyecto de Ley Orgánica de Incentivos a la Producción y Prevención del Fraude Fiscal, que tiene el carácter de urgente en materia económica, se halla en conocimiento de los asambleístas.

La iniciativa legal, que debe ser resuelto en el plazo de 30 días, tiene como propósito fijar reglas claras que otorguen seguridad jurídica y aplicabilidad a los beneficios tributarios, fomentando la inversión y la reconversión de la matriz productiva.

La propuesta, contiene 46 artículos, una disposición transitoria y una final, reforma el Código Tributario, la ley de Régimen Tributario Interno, el Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones, Ley para la Reforma de las Finanzas Públicas, Ley de Abono Tributario, Ley de Minería, Ley del Anciano, Ley Forestal de Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestre y Ley del Sector Cafetalero.

Con esta ley se busca planificar el desarrollo nacional y erradicar la pobreza, así como viabilizar la redistribución equitativa de recursos; además, derribar escudos fiscales de los que se valen ciertos contribuyentes para aumentar sus costos y disminuir ingresos. Hace referencia a la venta ocasional de acciones que estaban exoneradas del impuesto a la Renta.

Se reforma el artículo 10 de la Ley de Régimen Tributario y se establece que la venta de acciones ocasionales tendrá que pagar impuesto a la Renta.

En otra de las reformas se establece que “toda persona mayor de 65 años y con ingresos mensuales, estimados en un máximo de cinco remuneraciones básicas unificadas o que tuviere un patrimonio que no exceda de 500 remuneraciones básicas unificadas, estará exonerada del pago de impuestos fiscales y municipales. En cuanto a los impuestos administrados por el Servicio de Rentas Internas se estará a lo dispuesto en las normas tributarias correspondientes”.

En la exposición de motivos se argumenta que el cambio de la matriz productiva demanda una mayor promoción de las exportaciones dando preferencia a aquellas que generen mayor agregado y en particular las exportaciones de los pequeños y medianos productores.

Además, con el objeto de aplicar los principios tributarios es fundamental identificar y derribar escudos fiscales de los que se valen ciertos contribuyentes para aumentar sus costos y disminuir sus ingresos mediante la erosión de la base imponible en perjuicio de las arcas fiscales y la libre competencia. (FUENTE ASAMBLEA NACIONAL/Red. La Nación)