Opinión

Hara, hara… ¿por qué?

Jorge Alania Vera

Jorge.alania@gmail.com

 

 

Desde Lima, Perú, para LA NACIÓN de Guayaquil, Ecuador

 

 

 

 

Había intentado matarse anteriormente, pero esta vez lo consiguió. Tenía 28 años, una banda y era una cantante de k-pop, como su amiga Sully que hizo lo mismo la semana pasada. El K-pop (abreviación de Korean popular music) es un género musical propio de Corea del Sur que asimila estilos de la música occidental como la dance electrónica, el hip hop, el rap, el rock  y los fusiona con la música popular de ese país asiático.

Independiente de cómo o con qué se quitaron la vida, a Hara y a Sully las mató la depresión, la enfermedad de la tristeza. Jóvenes y bellas y populares, no parecían ni natural ni artificialmente predispuestas para la pena; todo lo contrario. Pero sufrían el dolor psíquico que se iba volviendo intolerable y que las acosaba y cercaba hasta dejarlas sin salida.

¿Por qué lo hiciste Hara? Solo tú en verdad lo sabes. Solo en tu personal historia está la razón de tu irreductible decisión. Y, de repente, ni siquiera allí sino en otras historias familiares que convergieron en ti. O tal vez en la casa, en tu ciudad, en el ambiente propio que fuiste configurando poco a poco.

¿Qué te abatió Hara, en esa circunstancia ineluctable? ¿De quién o de qué te acordaste antes de dar ese supremo y fatal paso?¿ Qué canción te faltó o te sobró en ese instante? ¿Qué melodía entrañable sonó o dejó de sonar en ese momento en que ya no eras tú o eras demasiado tú en  busca de tí misma?

Tu sonrisa era dulce y tu expresión silente. ¿Cantabas para olvidar lo que te pasó alguna vez y nadie sabe? ¿Cantabas para no creer que estabas finalmente sola? ¿Quién te llamó desde la morada oscura con tanta fuerza que no pudiste esperar más? ¿O no era fuerza sino la convicción de que ya habías cruzado al otro lado?.