Tecnociencia

Hallan depósitos de agua bajo el ecuador de Marte: tan grandes que podrían inundar el planeta

Si estos gigantescos depósitos de agua congelada estuviesen sobre la superficie y se derretiesen, todo el planeta rojo se vería cubierto por un océano de hasta 2,7 metros de profundidad, sostiene un equipo de científicos.

La sonda Mars Express, de la Agencia Espacial Europea (ESA), ha descubierto que los extensos depósitos de varios kilómetros que existen bajo la superficie del ecuador de Marte son más profundos de lo que se creía y sugieren la presencia de hielo, tanto que sería la mayor cantidad de agua descubierta en esta parte del planeta.

La misión Mars Express lleva dos décadas explorando el planeta rojo. Hace poco más de 15 años, mientras estudiaba la formación Medusae Fossae (MFF), ubicada en el ecuador, encontró unos inmensos depósitos de hasta 2,5 km de profundidad, pero no pudo aclarar cuál era su contenido.

«Hemos vuelto a explorar Medusae Fossae utilizando datos más recientes del radar MARSIS de Mars Express, y hemos descubierto que los depósitos son aún más gruesos de lo que pensábamos: hasta 3,7 km de espesor«, detalla Thomas Watters, del Instituto Smithsonian (EE.UU.), autor principal de la nueva investigación

Y las señales detectadas por MARSIS son «muy similares» a las de los casquetes polares de Marte, «que sabemos que son muy ricos en hielo», apunta.

De hecho, estos depósitos son tan grandes que, si se derritieran, el hielo enterrado cubriría todo el planeta con una capa de agua de entre 1,5 a 2,7 metros de profundidad, lo suficiente para llenar el Mar Rojo de la Tierra.

La existencia de esta gran masa de hielo ayudará a comprender cómo evolucionó el clima del planeta, pero, sobre todo, resultará esencial como suministro a las futuras misiones tripuladas, subrayan los autores.

 Ubicación de la formación Medusae Fossae (MFF) en el ecuador del planeta rojo. Foto: ESA

Ubicación de la formación Medusae Fossae (MFF) en el ecuador del planeta rojo. Foto: ESA

Depósitos de hielo bajo Medusa Fossae

El MFF se caracteriza por varias formaciones esculpidas por el viento, de cientos de kilómetros de diámetro y varios kilómetros de altura, que están en la frontera entre las tierras altas y bajas de Marte y que son, posiblemente, la mayor fuente de polvo del planeta rojo.

Las primeras observaciones de Mars Express revelaron que el MFF era relativamente transparente al radar y de baja densidad — características típicas de los depósitos de hielo— pero en aquel momento no se podía descartar que se tratara de acumulaciones gigantes de polvo, cenizas volcánicas o sedimentos arrastrados por el viento.

El nuevo análisis sugiere que alberga capas de polvo y hielo, tapadas por una espesa capa de polvo protectora de varios cientos de metros de espesor.

Y es que, aunque Marte es hoy un mundo árido, antaño tuvo agua en abundancia, con canales fluviales desecados, antiguos lechos oceánicos y lacustres, y valles excavados por el agua.

También se han encontrado importantes reservas de hielo, como los enormes casquetes polares, los glaciares enterrados cerca del ecuador y el hielo cerca de la superficie que se extiende por el suelo marciano.

 Si todo el hielo de agua sospechoso en el MFF se derritiera, cubriría Marte en un océano de agua de hasta 2,7 m de profundidad. Foto: ESA

Si todo el hielo de agua sospechoso en el MFF se derritiera, cubriría Marte en un océano de agua de hasta 2,7 m de profundidad. Foto: ESA

Suministro para futuras misiones humanas

«¿Hace cuánto se formaron estos depósitos de hielo y cómo era Marte en aquella época? Si se confirma que se trata de hielo de agua, estos depósitos masivos cambiarían nuestra comprensión de la historia climática de Marte. Cualquier depósito de agua antigua sería un objetivo fascinante para la exploración humana o robótica», comenta Colin Wilson, científico del proyecto de la ESA.

La extensión y ubicación de estos depósitos helados de MFF también los harían potencialmente muy valiosos para nuestra futura exploración de Marte.

Las misiones a Marte tendrán que aterrizar cerca del ecuador del planeta, lejos de los casquetes polares ricos en hielo o de los glaciares de alta latitud, pero necesitarán agua como recurso, por lo que encontrar hielo en esta región es casi una necesidad para las misiones humanas al planeta.

«Por desgracia, estos depósitos de MFF están cubiertos por cientos de metros de polvo, lo que los hace inaccesibles al menos durante las próximas décadas. Pero cada trozo de hielo que encontremos nos ayudará a hacernos una mejor idea de dónde ha fluido el agua de Marte antes, y dónde puede estar hoy en día», apunta Wilson.

Por:  La República Perù.com