Internacional

Haití: se forma oficialmente el Consejo de Transición

El esperado Consejo Presidencial de Transición, encargado de llenar un vacío institucional en Haití y restaurar el orden quedó constituido oficialmente, tras la publicación este viernes (12.04.2024) del decreto correspondiente en el boletín oficial ‘Le Moniteur’, un mes después de que se acordara su creación.

El diario oficial informó de la creación y la organización de este consejo que ejercerá los poderes presidenciales específicos durante el periodo de transición hasta la investidura de un jefe de Estado elegido, a más tardar para el 7 de febrero de 2026.

Hace un mes, el primer ministro Ariel Henry anunciaron que dimitiría en medio de una ola de ataques de bandas criminales en la capital Puerto Príncipe y protestas en las calles exigiendo su renuncia.

“El mandato del consejo presidencial de transición finaliza, a más tardar, el 7 de febrero de 2026”, reza el decreto, que especifica que sus miembros deben nombrar “rápidamente” un primer ministro y un gobierno “inclusivo”.

El consejo aún no está formalmente a cargo del país. Henry “presentará la dimisión de su gobierno tras el nombramiento de un nuevo primer ministro”, según el documento.

Un primer paso para resolver crisis

El anuncio, que se había retrasado por disputas políticas, es un paso esperanzador en los esfuerzos por establecer las condiciones para el despliegue de una fuerza policial internacional aprobada por la ONU.

También es un primer paso hacia la celebración de presidenciales a inicios de 2026. La última vez que Haití acudió a las urnas fue en 2016 y está sin presidente desde el asesinato de Jovenel Moise en 2021.

“El establecimiento del Consejo de nueve miembros, de base amplia y políticamente inclusivo, señala la posibilidad de un nuevo comienzo para Haití”, reaccionó este viernes la Comunidad del Caribe (Caricom).

No obstante, aún quedan dudas sobre si el gobierno interino respaldado por Estados Unidos será capaz de imponer su autoridad sobre las bandas que controlan gran parte de Puerto Príncipe.

Desde finales de febrero, poderosas pandillas haitianas se han unido para lanzar ataques coordinados contra comisarías, prisiones, el aeropuerto y el puerto marítimo, exigiendo la renuncia de Henry.

Nombrado pocos días antes del asesinato de Moise, Henry fue duramente cuestionado y no pudo regresar a su país tras un viaje a Kenia.

El 11 de marzo, el mismo día de una reunión entre haitianos y varias organizaciones y países como Estados Unidos, anunció que dimitiría para dar paso a un consejo presidencial de transición.

El poderoso líder pandillero Jimmy “Barbecue” Chérizier, cuya alianza G9 de 1.000 miembros controla partes de Puerto Príncipe, fue uno de los excluidos del nuevo gobierno debido a las condiciones que prohíben participar a quienes se enfrentan a sanciones de la ONU.

Fuente: DW