Opinión

¿HACIA DÓNDE VAMOS…?

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

En muy pocos días más, el gobierno presidido por Guillermo Lasso Mendoza, cumplirá su primer año de ejercicio en el poder. En muy pocos días más, el Ecuador cumplirá como Estado libre y soberano, dos centurias de existencia, como unidad política ante el concierto de las naciones; En muy pocos días más, el alcalde Santiago Guarderas, cumplirá 8 de los 20 meses de gestión, luego de haber sorteado la más grave crisis político-administrativa, dentro del Concejo Metropolitano de Quito… por tanto, es un buen momento para preguntarnos y analizar: ¿HACIA DÓNDE VAMOS…?

El Gobierno: Hay confusión, el gobierno expone una realidad económica, marcada por una recuperación en todos los órdenes, mientras la ciudadanía “no la siente” y se queja de falta de trabajo y falta de recurso económico, para llegar al fin de mes… La evidente mejora macroeconómica, que reportan las cifras oficiales, parece no “permear hacia abajo”, como reclama la lógica y la necesidad. La inflación -efecto nocivo ausente durante dos décadas en nuestra economía- parece haber empezado a flagelar a los ecuatorianos, debido al efecto exógeno de la guerra Rusia-Ucrania, sumado a los efectos derivados de la post pandemia.

Ante esta realidad, la política de imponer mayores impuestos, parece ser la razón, que explica el desencanto popular, NO PERCIBIDO por la cúpula gubernativa…

Los niveles de inseguridad ciudadana se mantienen altísimos, y la penetración del narcotráfico en las instituciones estatales de control y resguardo de la paz, empiezan a ser evidentes…

El desentendimiento entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo es total, y la actitud miope, de un Legislativo paupérrimo en patriotismo y materia gris, mantiene durmiendo en el archivo, leyes que requiere el país URGENTEMENTE, para superar sus actuales problemas… Para ellos es más importante, discutir -a gritos, golpes y amenazas- quien los debe dirigir, mientras la desidia parlamentaria, roza ya, niveles de estulticia generalizada…
La justicia hace agua: fallos contra natura, “con evidente lubricante” de por medio, denotan un sistema judicial podrido en diversas instancias y a nadie parece importar, lo imperativo de enderezar su ruta…

Así estamos llegando a los doscientos años de historia patria, hito que debería haber sido de júbilo democrático, o por lo menos de seria y patriótica intención de “ordenar la Patria” … pero no, ni Ejecutivo, ni Judicial, ni peor aún el Legislativo, parecen entender que solamente su acción mancomunada, ¡haría posible crear el marco legal que permita enrumbar al Ecuador, hacía mejores destinos…! Más pueden las mezquindades políticas, dentro de un Estado rehén, de mafias dedicadas a mantener “su parcelita” de poder.

La ciudad de Quito: Sumida en la idiotez de un modelo de gestión municipal perverso, la está llevando al abismo… es incapaz de contrastar, el cáncer de mantener un “piponazgo” que supera los 23.000 funcionarios, contra un modelo de gestión virtuoso, que enseña la hermana ciudad de Guayaquil; donde, de los 1.000 millones de dólares de presupuesto, se destina solamente el 15% al gasto operativo total, dejando el 85% de ese monto, para obras en favor de los ciudadanos guayaquileños… y más importante aún: un modelo de gestión, donde el “peso” de los impuestos prediales sobre el presupuesto total antes señalado, llega solamente al 3% y no a más del 20% como es actualmente en Quito; la mal tenida, mal administrada, mal tratada ciudad capital, por sus propios errores y concepción errada de modelo administrativo equivocado. (Vaya por cualquier parte, y verá un verdadero muladar…)

Es tan grave la situación de Quito, que ninguno de sus últimos alcaldes (Rodas, Yunda y Guarderas) han informado con meridiana claridad y detalle, cuál es la REALIDAD FINANCIERA del proyecto Metro-Q, y a cuánto asciende REALMENTE su costo final.

Este proyecto -el mayor en monto de inversión de su historia- sufrió 2 años de “congelamiento premeditado” a manos del incapaz y corrupto Yunda, que, actuando como quinta columna, puso al hijito del jefe de la agremiación de transportistas, a gerenciar el Metro-Q; razón por la cual, hoy siguen discutiendo (los Concejales incluidos) el Contrato del Operador y la reestructuración de rutas de las buses alimentadores, cuando eso DEBIÓ ESTAR LISTO HACE DOS AÑOS…!

¿Hacia dónde vamos, como País y como ciudad Capital? Hacia el abismo, para no utilizar -por respeto a los lectores- un destino que empieza con M…

Sería deseable que, a cuenta de celebrar los 200 años del triunfo de Pichincha, ¡los fantasmas del Mariscal de Ayacucho y del Libertador Simón Bolívar se hagan presentes…y les peguen un “buen zamarreo” a quienes hoy ostentan los diversos poderes señalados…! a ver si reaccionan positivamente, para enrumbar la ciudad Capital y la Nación, hacia mejores destinos…!