Opinión

HACIA ADÓNDE QUIEREN LLEVAR A LA HUMANIDAD

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

La alta dirigencia mundial patrocinada por izquierdistas influyentes infiltrados en instituciones que supuestamente deben aguardar por el bienestar y el orden de la humanidad, nos están llevando hacia el Apocalipsis con teorías aberrantes debidamente preparadas con mucha antelación, que quieren imponer en la humanidad a cualquier costo sin importarles que LA FAMILIA, por la genética de los seres normales deberá ser hasta el fin de los días el eje y motor de la sociedad.

Nuestro país novelero como de costumbre,y por supuesto, con las influencias socialistas foráneas, está cayendo en la trampa y desde la misma Presidencia de la República se propone la inclusión de leyes y reglamentos para fomentar en la niñez y la juventud el descalabro inmoral de la humanidad.

Esta corriente mundial anti-existencial da la vuelta al mundo, países con mayor poder económico, mayores conocimientos intelectuales, culturales y sociales , están tomando decisiones para fomentar estas inmoralidades, cito algunos ejemplos: Sudáfrica, ya permite el adulterio; EEUU, en algunos Estados, permite el matrimonio igualitario y en algunas ciudades, se permite el sexo público. En Alemania se permite el incesto; Canadá, la zoofilia está permitida -sexo con animales-.

En España las películas porno están permitidas desde las escuelas secundarias,así como también, la prostitución de menores. En Colombia ya se permiten las iglesias satánicas y todos sus rituales diabólicos; en Argentina, el drogadicto y degenerado Maradona tiene una iglesia con su congregación incluida, etc. etc…

La comunidad católica y los cristianos en general no estamos ejerciendo con firmeza nuestros derechos para hacer respetar las buenas costumbres y la moral cristiana, están convocando para fin de mes una concentración multitudinaria para reclamar y no permitir la destrucción de la humanidad, me parece que les falta más coordinación y acción, no se conoce del apoyo de instituciones que han demostrado poder de convocatoria, que en algunos casos no las supieron aprovechar y en otros casos las dejaron pasar como flor de un día.

Invoco una frase del Cardenal Ratzinger que todavía nos acompaña en este mundo: » De la crisis actual surgirá una iglesia que habrá perdido mucho. Será más pequeña y tendrá que volver a empezar más o menos desde el inicio».

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.