Opinión

HABRÁ ESPERANZAS…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

He vuelto avergonzado.

La mayoría de quienes han pertenecido y han tenido el privilegio de desempeñarse sea como Ministros de Estado, Directores y subsecretarios de Instituciones pepas: Petróleos, Aduanas, Pesca, Rentas, Telecomunicaciones, Eléctricas, etcétera, porqué será que ingresaron chiros, apenas con lo indispensable para adquirir un carrito tipo Aveo, vivir en el centro o barrios de clase media en sus lugares de origen, tener eso sí, algunos no todos, estudios universitarios, tipo: abogados, economistas, ingenieros: comerciales, eléctricos, petroleros, minas, arquitectos (…) pasaron por la Función pública y la mayoría de ellos se convirtieron en banqueros, empresarios prósperos, urbanizadores, constructores, armadores atuneros, otros armadores turísticos, se apoderaron de destinos turísticos como Galápagos, empresas aéreas, etcétera ¿por qué será?

Pasan los años, y resulta que aquellos chiros y hoy prósperos empresarios son nuestra gran clase empresarial, que bendecidos por aquellos que fueron sus empleados directos y les permitieron acceder a la Función Pública, hoy gozan de certificados de honorabilidad y quizás podrían recibir altas condecoraciones como el collar de la Gran Cruz, pertenecer a la orden de los caballeros, u obtener el grado de comendador, etcétera.

¿Creen entonces amigos queridos que, con esta calidad de líderes, salvo muy pocos verdaderos empresarios que arriesgan hasta sus vidas y trabajan desde abajo, podría el Ecuador, derramar justicia, equidad, igualdad, oportunidades?

Esta es una de las causas primarias para que nuestra criolla clase empresarial, envíe al exterior y mantenga en paraísos fiscales, sus grandes fortunas, y lo realmente absurdo y de ripley, es que salvo en contadas excepciones, ni la UAFE, SRI y peor CONTRALORÍA GENERAL DEL ESTADO, encuentra jamás ninguna distorsión, entre la declaración patrimonial previa al ejercicio como funcionario, y luego como empresarios…

Sin duda alguna, hay conocidos intermediarios sean personas naturales, así como entidades bancarias y financieras, que previo al pago de una tasa o comisión, se encargaron de blanquear y de exportar esos capitales, hacia el exterior, y luego entregarles créditos muy blandos, y los capitales suficientes para volverse en prósperos empresarios made in Ecuador…

Ante estas realidades, en el Ecuador necesitamos un verdadero líder, (hombre o mujer) que termine con esta hipócrita lacra de farsantes y rateros redimidos, acabe con la corrupción y con espada en mano, corte todas las cabezas de esta gran medusa, para que, por primera vez, una verdadera revolución se instaure en el Ecuador…

Tener una justicia independiente y sin ligaduras con la corrupción, es fundamental para ese propósito, medios de comunicación y de investigación, comprometidos con el país y no con las mafias y los poderes fácticos, son vital, para construir ese nuevo Ecuador posible, y del encuentro entre los buenos…

Las primeras decisiones del novel Presidente Lasso, no nos llevan lamentablemente hacia el encuentro de los buenos, como ha sido su proclama y oferta de campaña, reciclar del pasado personas que fueron parte del desastre financiero, político y social, y que lavados por la amnesia e impunidad de las mediocres entidades de control, jamás podrán don Guillermo Lasso Mendoza, conducir a nada bueno el país, todo lo contrario seguiremos por la pendiente hacia la decadencia y declinación…

El país reclama justicia, honestidad, cambios, no que vuelvan aquellos que jodieron la nación, se repartieron los puertos, las zonas de manglares, se adjudicaron zonas de playas y bahías, grandes extensiones de minas, mares, ríos, sin revertir nada para el Estado.

El pueblo necesita en verdad UN PATRIOTA, resultamos ser un peligro para todos estos farsantes líderes, quiénes queremos acción y sentir el cambio, y ante esto, en que comienzo a sentir que todo sigue igual, que todo es confuso, que Guillermo vive en una irrealidad, que quiere cambios en Carondelet para sentirse a gusto, cómodo, mientras TANTO afuera qué…

EXIGIMOS desde esta tribuna, señales claras, acciones, por eso he vuelto, he regresado avergonzado, porque contribuí en este proyecto, y le pedí a ustedes mis amigos, que LASSOLUCION era lo que el Ecuador necesitaba, para desterrar la miseria y la corrupción, sin embargo comienzo a sentirme confundido, engañado, usado, triste,  me parece esto una pesadilla, ojalá no esté pasando que nos volvimos a equivocar, aunque es muy pronto, pero no veo señales, huelo a queso rancio… no quiero morir sin conocer a ese personaje, que cambie esta penosa y patética situación.

Ahora entiendo, porqué  los narcotraficantes se han adueñado del Ecuador, porque han recibido la consigna de mantener drogados a nuestros jóvenes, drogarlos es impedir que el soberano se subleve, que despierte, hay un connubio entre los poderosos, para intercambiar favores, quizás hasta que se den cuenta, que sus propios hijos podrían ser los clientes de las drogas, y entonces ya nada ni siquiera la vida tendría sentido, y de nada servirá tener  fortunas, pues nada nos llevamos cuando nos llegue la muerte, pero mientras tanto serán los culpables de haber destruidos vidas y ser los causantes de miles y miles de desgraciados  marcados por la miseria el hambre y las enfermedades…

Quo vadis Ecuador…

Semper Fi.