Opinión

HABLANDO DE CASTIGAR AL DELINCUENTE TRAIDOR, RATA DIARREA, la locución latina

Jaime Damerval Martínez

Colaboración del Arq. Xavier Orellana A./Guayaquil

 

«Damnatio memoriae”, es muy aplicable.

Significa literalmente: ‘condena de la memoria’.

Esta era una práctica de la antigua Roma consistente en, como su propio nombre lo indica, condenar el recuerdo de un enemigo del Estado, tras su muerte. Cuando el Senado romano decretaba oficialmente la damnatio memoriae, se procedía a eliminar todo vestigio que pudiera recordar al condenado: imágenes, monumentos, inscripciones, e incluso se llegaba a la prohibición de usar su nombre.

Muchos emperadores se vieron afectados por esta práctica, con la que concuerdo.

En las pinturas se borraba su cara, dejando las del resto de los integrantes del cuadro, intactas…

El reo en mención ya está sentenciado, y el silencio podría comenzar a aplicarse desde ya, no dándole cabida a sus expresiones en medio alguno, es decir, no publicitar su nombre y, peor aún, sus mensajes antipatria.

Que los juicios adicionales sigan su curso, sin sus airados reclamos de perseguido político, esparcidos por todos los medios.

 

Agradecemos al autor Dr. Jaime Damerval Martínez, quién hace algún tiempo atrás escribió para EL DIARIO LA NACIÓN.

Recibe un cordial abrazo Jaime

 

Atentamente,

Antonio Aguirre Medina

DIRECTOR GERENTE GENERAL