Actualidad

Habitantes de Galápagos declaran firmeza ante paro provincial

En las redes sociales, decenas de tuiteros publicaron fotografías de las protestas en la provincia insular.

GALÁPAGOS. “Nos hemos tomado las carreteras pero los militares están tratando de desalojar a la fuerza y con gases lacrimógenos, pero la gente está rebelde en contra de la reforma aprobada en la Asamblea”. Fueron las declaraciones del vocero y máximo dirigente de la protesta, Galo Herrera, al referirse a las acciones registradas durante el paro que la provincia de Galápago inició esta mañana.

Al momento no se han logrado acuerdos entre el Gobierno y los dirigentes del paro. Los habitantes rechazan la reciente aprobación de la Ley Orgánica de Régimen Especial de Galápagos. El veto ejecutivo eliminó el porcentaje de incremento en los salarios públicos y privados en esa provincia.

Mientras que el presidente del Consejo de Gobierno del turístico archipiélago, Eliécer Cruz, afirmó que las fuerzas del orden, policía y militares “están resguardando todas las instalaciones de los principales servicios. Se va a garantizar absolutamente un normal desenvolvimiento”, agregó en declaraciones a Andes.

Por su parte, la policía desalojó a las personas que bloqueaban la principal carretera en Santa Cruz, y la actividad turística en las islas se desarrollaba con algunos trastornos por la acción de los manifestantes. Los vuelos a las islas se cumplían con normalidad.

En su cuenta en Twitter, César Navas, ministro coordinador de seguridad, dijo: “No permitiremos la alteración del orden público en Galápagos”.

Mientras que Jhonny Freire, presidente de la Junta Parroquial de la isla Floreana de Galápagos, confirmó los desmanes que se han suscitado, pero atribuyó a infiltrados que quieren dañar el verdadero sentido de la protesta.

“La fuerza pública tiene que hacer su trabajo y aguantar la arremetida de ciertas personas infiltradas de grupos que quieren causar el caos, nosotros estamos al frente y hablado con la policía para que se mantenga la paz y la tranquilidad. No queremos que nos presionen ni nosotros presionar y generar violencia”, advirtió Freire.

En Galápagos viven unas 25.000 personas en cuatro islas -Santa Cruz, San Cristóbal, Isabela y Floreana- a las cuales se pueden sumar unos 5.000 turistas como población flotante de las islas.

Por su parte, el ministro del Interior, José Serrano, escribió en su cuenta Twitter: urgente, salvajes agresiones y otros a miembros de la fuerza pública en Galápagos, pondré personalmente la denuncia. (DO/La Nación)