Opinión

Habilidad política 20/20

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil.

 

La confesión de la Fiscal General de la Nación, doña Diana Salazar Méndez, acaba de patear el ajedrez político, con su confesión de que está embarazada, y tal evento podría significar si se la lleva al juicio político, por parte de la bancada de los terroristas Correístas, un peligro inminente a su salud y por ende atentar a su derecho, de concebir y gozar del mejor ambiente, que no ponga en riesgo su embarazo y la vida del feto que crece en su útero…

La inmediata reacción del Presidente de la asamblea y la contestación casi instantánea del Procurador General del Estado, al menos a mí, me suena que todo ha sido preparado y organizado prolijamente, para que el día de hoy, el consejo de administración de la Función Legislativa, decida postergar el juicio político incoado en contra de la Fiscal, ante toda una Nación que respalda en su mayoría, la decidida gestión de usted  doctora Salazar, de combatir la corrupción, la impunidad y a todos los poderes fácticos que han postrado y secuestrado la Republica.

Por otro lado, es indiscutible que las competencias y obligatorias funciones del primer poder del Estado, son impostergables e insustituibles, razón por la cual, postergar su facultad por un hecho anunciado con anticipación ésto es el juicio político, los pone entre la espada y la pared, recurrir al embarazo por parte de la Sra Fiscal, que ahora también sabemos que ha tenido una relación mantenida muy en secreto, tema por demás personalísimo y de su exclusiva soberanía y privacidad, es una jugada maestra en lo político, que debió planificarse con mucha responsabilidad e intuición por parte de la Fiscal y socios, aunque aquello agrave  su inseguridad, por las amenazas recibidas por parte de criminales que  han jurado asesinarla y hacerle daño…

Desempeñar la función de Fiscal y seguir compareciendo a audiencias, juicios, etcétera en estado de gravidez, es sumamente delicado, y por su vulnerabilidad ante las amenazas, la doctora Salazar no sólo pone en riesgo su vida, cuanto la de su futuro bebé, si sus enemigos llegasen a cumplir sus amenazas…

Por supuesto que su presencia al frente de la Fiscalía es insustituible en las actuales circunstancias, todos y en primer lugar el Gobierno, tendrán que proteger aún más, a toda la familia incluido al futuro papá y pareja de la Fiscal…

Desde ya le expreso mis sinceras felicitaciones en lo personal, por esta noticia de su embarazo y saber que no está sola, que tiene a su compañero y una hija de otro compromiso. Además, como la mayoría de los ecuatorianos, oramos para que Dios la proteja y le permita parir con total tranquilidad y en un ambiente de mucho amor y fraternidad.

En lo político usted ha sido una maestra 20/20.

Semper Fi.