Opinión

Gustavo Petro

Autor desconocido.

Colaboración del: Dr. Jorge Pino Vernaza/Guayaquil

Algunos le dicen Gus, años atrás lo conocían como Aureliano, Rosita o el cacas, por defecar encima de sus víctimas secuestradas. Este es Gustavo Petro, exguerrillero, exalcalde, excandidato a la Presidencia y en el bajo mundo Bogotano, un travesti con poder. Nacido en Ciénaga de oro, tierras de Córdoba, por allá en 1960, sus padres se fueron a vivir a Zipaquirá.

Tuvo una vida de ocio que lo llevaba a pararse en las esquinas y reunirse con cafres de todo tipo que lo vincularon a la guerrilla. Tenía 17 años y su lamentable aspecto físico ya había causado estragos en su personalidad insegura y taimada.

Como suele suceder con este tipo de criminales, el rechazo en su infancia y juventud lo llevaron a odiar visceralmente a la sociedad, lo que aprovecharon los reclutadores de la organización terrorista, así que tan sólo a un año de haber entrado a la guerrilla en 1978es encargado de guardar algunas de las armas que el M-19 había robado del Cantón Norte en Bogotá. No lo descubrieron así que se creyó el cuento de ser una especie de Robin Hood en Zipaquirá y, en medio de las drogas y el desenfreno sexual, Petro empezó a desinhibirse y dio sus primeros pasos como travesti.

Vestido como mujer, precisamente, sería atrapado por el ejército unos años más tarde. Tanto así que la comunidad gay de Bogotá lo empezó a conocer como Rosita. Una vez movilizado e indultado ya no era conocido como Aureliano, asistía regularmente a las fiestas clandestinas convirtiéndose en un protagonista de los travestidos de Bogotá.

Una evidencia es el supuesto accidente que sufrió en la cabeza y que cobardemente inventó que se había dado un golpe con la mesita de noche, realmente lo sucedido fue que su esposa lo encontró en alto estado de embriaguez teniendo relaciones sexuales con uno de sus amigos y luciendo ropa de mujer, lo cual al ver que lo estaban penetrando, a su mujer le provocó una ira descontrolada propinándole un golpe con un tacón en la cabeza, es por eso que el incompetente burgomaestre lució durante un buen tiempo ante cámaras un gorro al estilo bolchevique.

La paliza de su mujer no le fue suficiente, siguió en sus andanzas sodomitas lo que lo llevó a iniciar una relación extramatrimonial con el joven Tatiana Piñeros, un transexual que además de vivir en un apartamento pagado por Petro en el exclusivo barrio Rosales de Bogotá, frecuenta las más costosas peluquerías del sector saltándose los turnos y diciendo abiertamente que es la novia del próximo presidente.

Cabe resaltar que su novia(o) hizo parte de la lista del Senado «Decentes» y que por fortuna no alcanzó a entrar a la próxima legislatura. Esta es una de las muchas caras de Petro que no todo el mundo conoce, sus engaños y mentiras populistas lo llevaron a la segunda vuelta de las elecciones pasadas con 8 millones de votos llevándolo al delirio y aumentando su sed de poder, tanto así que decidió crear un gabinete paralelo en coalición con sus excompañeros narco subversivos de las FARC y el novelista traqueto Gustavo Bolívar alías «Bachué».

Esta es la Colombia Humana que casi llega al poder bajo el falso seudónimo de los «Decentes» y la mano negra del expresidente Santos, que le dio su apoyo a escondidas traicionando a su candidato de la Unidad Nacional, Germán Vargas Lleras. Les prometió a sus seguidores hacerle al gobierno de Iván Duque una oposición mezquina, basado en el odio y la desinformación, empleando todo tipo de estrategias maquiavélicas y judiciales para impedir el funcionamiento de la ley y la Democracia, capacidades que ya le son conocidos en su actuar; al irrespeto a la ley y a las instituciones: POR SUS FRUTOS SE CONOCERÁN.

NO+PETRO

Estamos implementando una cadena reactiva de 1×10, para ayudar a salvar a Colombia

Por una Colombia donde exista el Estado de Derecho y se castigue al delincuente y al ladrón de cuello blanco. Donde nuestros recursos no sean dilapidados,

Si nos quedamos quietos, PETRO continuará haciendo lo que le venga en gana. Su gran ventaja ha sido nuestra apatía ¿Hasta cuándo la apatía y la falta de reacción de nuestro pueblo? Recordemos que los dictadores llegan hasta donde su pueblo los deja llegar. ¡Ya basta de abusos!