Internacional

Gustavo Petro expidió decreto para suspender órdenes de captura y extradición a integrantes del ELN

Mientras presentaba las conclusiones del consejo de seguridad en San Pablo (Bolívar), que tuvo lugar este sábado 20 de agosto, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció que firmó un decreto este viernes en el que da otro paso hacia el reinicio de los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En dicho decreto, el mandatario ordenó restituir los protocolos con los negociadores, así como suspender órdenes de captura y extradición que pesen en su contra.

“Por decreto, firmado el día de ayer, he autorizado restituir los protocolos, permitir de nuevo negociadores, permitir que puedan reconectarse con su organización, suspender órdenes de captura a esos negociadores, suspender órdenes de extradición a esos negociadores, para que comience un diálogo con el Ejército de Liberación Nacional, así llamado, para intentar construir el camino —ojalá rápido y expedito— en donde esta organización deje de ser una guerrilla insurgente en Colombia”, informó el presidente Petro.

Asimismo, el mandatario invitó a los integrantes de grupos paramilitares a abrir su disposición al diálogo. “Invito a quienes integran las llamadas autodefensas para iniciar un camino similar y, conjuntamente, entregar esta región a la paz y la vida de sus propios integrantes, si son menores de edad, a la sociedad, si son mayores de edad, a la existencia pacífica en el territorio o en cualquier lugar del país”.

Con ese decreto, según Petro, “inicia una nueva posibilidad de proceso de paz en Colombia”. Dijo que se mantendrá vigilante, con la Fuerza Pública y las autoridades civiles, para que esta ventana al diálogo “traiga en concreto la disminución de la violencia en el sur de Bolívar, en nuestro Magdalena Medio, en las tierras aledañas al gran río de la patria”.

“Esperemos que estas opciones de diálogo que hoy abrimos y que se abrirán a más en la perspectiva de una paz total, realmente puedan hacer que aquí en el Magdalena Medio no mueran más los jóvenes, sean civiles, sean uniformados del Estado, sean uniformados por la ilegalidad”, finalizó el presidente.

Gustavo Petro se refirió a las negociaciones con el ELN

En el mismo discurso, Petro se refirió a la posibilidad de establecer un ente territorial que integre a las comunidades del Magdalena Medio, sobre las cuales mencionó que cultural y económicamente están más relacionadas entre sí que con respecto a las capitales de sus respectivos departamentos.

“El gran departamento del Magdalena Medio o departamento del Río, decisión que solo deben tomar las poblaciones que habitan este territorio, pero que podemos comenzar a partir de la formación de un gran área metropolitana que permita autonomía territorial, capacidad de inversión propia, capacidad presupuestal propia. (…) Esa autonomía nos puede lograr una mayor eficacia en la institucionalidad nacional y territorial para abordar los diferentes problemas que aquejan este territorio”, manifestó.

Petro se refirió a la posibilidad de reformar la política minera vigente para que “el pequeño minero tradicional pueda obtener concesiones otorgadas por el Estado para una explotación de largo plazo, que le permita inversiones para la sostenibilidad de su actividad en relación a no afectar el medio ambiente”.

En otra reforma que mencionó, más de carácter agrario, los campesinos que actualmente tienen siembras de coca serían beneficiarios de una reforma agraria para tener suelos más fértiles y planos que les permitan sembrar otros productos.

Finalmente, el mandatario propuso estrategias para que el Magdalena Medio recupere su vocación de cuerpo de agua comunicativo —y no aislador— de poblaciones rurales.

Fuente: Infobae