Actualidad

Guillermo Lasso responsabiliza a exalcaldes de Guayaquil por la inseguridad

El Presidente de Ecuador sostuvo este martes, 3 de mayo de 2022, que la inseguridad en Guayaquil se debe a la gestión de sus alcaldes. Además, señaló que los operativos por el estado de excepción en tres provincias están dando resultados.

La inseguridad “es un problema que se fue creando en los últimos 14 años, durante los dos gobiernos anteriores. Es un problema nacional muy serio y es un problema local en Guayaquil. La ciudad más violenta de Ecuador, la más inequitativa”, dijo Lasso en su encuentro semanal con la prensa que se desarrolló en la Gobernación del Guayas.

En su declaración, también señaló “no quiero generar polémica, pero esta es una realidad. Los alcaldes de los últimos 20 años de Guayaquil tienen que decir algo a los ciudadanos sobre el control de la seguridad en Guayaquil”.

El 29 de abril, Lasso decretó el estado de excepción en Guayas, Manabí y Esmeraldas. Dispuso el toque de queda por 60 días (desde las 23:00 a las 05:00) en las parroquias: Esmeraldas, del cantón Esmeraldas; Eloy Alfaro del cantón Durán; Ximena y Pascuales, en el cantón Guayaquil.

En ese marco, dijo que se efectuaron 7 400 operativos. De eso se derivan 200 detenidos, 819 kilogramos de droga incautada, 59 333 vehículos registrados, 57 000 personas registradas y 77 vehículos y motos retenidos.

“Los operativos están dando resultados, quisiera llegar a cero muertes violentas, se han reducido en Guayaquil con el operativo, pero todavía falta mucho por hacer. Vamos a intensificar el combate a la delincuencia con los 9 000 miembros de la fuerza pública: 4 000 de la Policía y 5 000 de las Fuerzas Armadas. He convocado una cruzada nacional. Aquí nos vamos a jugar el todo por el todo para lograr la paz de los ciudadanos”, sostuvo.

Lasso refirió que enfrentar la inseguridad requiere de una articulación con los municipios, las juntas parroquiales y el Ministerio del Interior.

Un elemento para evitar que los jóvenes caigan en la delincuencia y tengan acceso a un empleo es el proyecto para eliminar el ingreso a las universidades y desaparecer la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), el proyecto también busca fortalecer la educación técnica, según el Mandatario. La Ley de Inversiones era otro elemento, dijo, pero no fue aprobada por la Asamblea Nacional.

En este contexto, Lasso cuestionó la actuación de los legisladores, en particular de Unión por la Esperanza (UNES).

“Todos gritaron de alegría por haber negado la ley. Eso realmente es casi criminal en contra de los jóvenes ecuatorianos. Y luego en el 1 de mayo se quisieron filtrar con los trabajadores, que con todo derecho han conmemorado su día. Fueron manifestaciones absolutamente pacíficas y ordenadas, excepto por la participación de algunos políticos como los asambleístas de UNES, que vinieron a gritar en los bajos de la Gobernación”, criticó.

 

 

 

 El Comercio