Internacional

Guerrilla dice que proceso de paz con el Gobierno no puede reanudarse tan fácilmente

Las FARC dijeron que los dos soldados serán entregados al Comité Internacional de la Cruz Roja. Pero advirtieron que la liberación del general está en riesgo por los operativos militares de rescate.

BOGOTÁ. La guerrilla de las FARC dijo que el proceso de paz en Colombia no podrá reanudarse tan fácilmente después de que el presidente Juan Manuel Santos suspendió las negociaciones por la captura de un general, algo que los rebeldes aseguran minó la confianza construida entre las partes para acabar con el conflicto armado.

Las conversaciones entre el Gobierno y las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana quedaron sumidas en su peor crisis en dos años luego de que el mandatario las postergó hasta que se libere al general Rubén Darío Alzate y otras dos personas retenidas en una zona selvática.

Con la mediación de los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, la guerrilla acordó a liberar a estas personas y otros dos soldados que habían sido capturados.

“El presidente, con su suspensión, tumbó el tablero donde jugábamos la partida, destruyó la confianza. Las cosas no podrán reanudarse así no más, habrá que hacer diversas consideraciones”, dijo en un comunicado difundido  el jefe de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”.

Desde la clandestinidad, el jefe guerrillero sostuvo que Santos violó el acuerdo inicial de mantener “conversaciones directas e ininterrumpidas” en medio del conflicto.

“Como sucede con la mesa y el proceso, Santos pacta los protocolos, pero insiste en arrebatar por la fuerza los prisioneros, obstaculizando objetivamente el cumplimiento de aquellos”, afirmó “Timochenko”.

A pesar de estar sentados a la mesa de negociaciones, las partes siguen manteniendo un enfrentamiento armado en las selvas y montañas de Colombia porque Santos se niega a acordar un cese bilateral del fuego como pide la guerrilla, bajo el argumento de que los rebeldes podrían aprovecharlo para sacar ventaja militar o dilatar las negociaciones.(Reuters/ La Nación)