Opinión

GUAYAS Y EL DESORDEN ELECTORAL.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
[email protected]

 

Como ya dejamos de ser la capital Económica y Deportiva del país, lo poco que nos queda para ser Capital de alguna actividad, por lo tanto, ahora nos deberían consideren como la capital del desorden electoral.

Después de unas pocas semanas más, ya veremos la ciudad que fue considerada como la Perla del Pacífico, en una folclórica mezcolanza pueblerina, llenando de propagandas políticas toda la ciudad, por coincidencias de la vida existe un solo Filántropo de apellido Sarmiento, que con el estribillo de Sarmiento es Pueblo, no falla en hacer la misma campaña para cualquier tipo de elección popular, posiblemente sin que el Consejo Nacional Electoral le impute como gasto de campaña al candidato, partido o movimiento político promocionado por este ciudadano el valor de ese gasto electoral al candidato o la institución promocionada por el misterioso ciudadano mencionado.