Actualidad

Guayas tendrá la primera oficina de políticas públicas de protección animal

La inclusión de la propuesta de Ley LOBA en el Código Orgánico de Ambiente se socializó, en un conversatorio con el prefecto Jairala

GUAYAQUIL. En el marco de la socialización del Código Orgánico de Ambiente, que incluye algunos artículos de la Ley Orgánica de Bienestar Animal (LOBA), el prefecto Jimmy Jairala anunció, este viernes 2 de octubre, la creación del primer centro especializado en el desarrollo y difusión de programas que fomenten la tenencia responsable de mascotas, e incentiven la adopción de animales de compañía rescatados de las calles.

La iniciativa responde a la propuesta realizada por Marcela Aguiñaga, segunda presidenta de la Asamblea Nacional, de incluir a los gobiernos provinciales en el cuidado responsable de los animales domésticos y el bienestar animal como competencia concurrente, mientras que para los cabildos municipales será de naturaleza exclusiva.

El conversatorio congregó a alumnos de colegios, estudiantes de derecho, voluntarios animalistas y comunidad en general, que se dio cita en el auditorio del Gobierno Provincial para ampliar sus conocimientos respecto a los artículos que han sido incluidos en la nueva normativa legal que aún debate la Asamblea Nacional.

Jairala estuvo acompañado de los asambleístas Marcela Aguiñaga y Nicolás Issa, y de Leonardo Anselmi, experto argentino en políticas públicas de protección animal, quienes participaron como expositores.

El prefecto del Guayas fue el primero en intervenir. Rememoró los inicios de la Unidad de Rescate y Recuperación Animal y la creciente vinculación de la corporación provincial con la protección y cuidado de los animales y la salud humana a través de campañas de esterilización, vacunación, y adopción de animales de compañía.

“Más allá del trabajo de la Fundación Rescate Animal y otras respetables instituciones que pusieron su granito de arena, desde la visión de las políticas públicas de protección animal nada se había hecho en esta materia. Hemos evolucionado en estos dos años; ahora URRA es una institución que tiene hasta un espacio para la recuperación de los animalitos, y seguimos trabajando”, manifestó Jairala.

También anunció el resultado de la reunión que, minutos antes del simposio, mantuvo con Anselmi. “Hemos convenido con Leonardo y la Fundación Rescate Animal para formar, a partir de enero del 2016, la primera oficina pública de protección animal”.

Aguiñaga, destacó el trabajo del Gobierno Provincial del Guayas en la protección animal. “Es la primera Prefectura que está dándole solución a estas problemáticas diarias en los sectores rurales y urbanos”, enfatizó.

Al ahondar en los artículos contemplados en los cuerpos legales que defienden los derechos ambientales y animales, se refirió a las sanciones (horas de servicio comunitario y penas privativas de libertad) contra quienes causen daño, produzcan lesiones, o deterioren la integridad física de una mascota, estipuladas en el Art. 249 del Código Orgánico Integral Penal, constituyéndose en un precedente contra el maltrato animal. Este mismo cuerpo legal, en el Art. 250 dictamina las sanciones a quienes propicien u organicen peleas entre perros.

La asambleísta hizo una retrospectiva histórica y legal de la protección animal en el país hasta llegar al Código Orgánico del Ambiente, formado por 287 artículos y cuyo objetivo es regular la protección y bienestar de los animales en el perímetro urbano, así como la tenencia responsable de mascotas.

Anselmi, reconocido por lograr erradicar en Cataluña, España (donde reside hace cinco años) las corridas de toros, inició su participación con una reflexión: “son pequeños grupos de personas los que defienden los derechos no conquistados….es difícil posicionarse claramente con los que están desprotegidos”. Con este pronunciamiento instó a los asistentes a “dejar de ser un movimiento social y convertirse en una sociedad en movimiento”.

Tras las intervenciones, se abrió un espacio para preguntas de público. Así, Éricka Salazar manifestó su inquietud respecto a lo que consideró “el problema de fondo…¿De qué sirve que rescatemos mascotas en las calles, si por mucho amor que les demos, en cualquier momento van a reproducirse, eso es inevitable; pero no podemos cuidar a tantos animales?”.

La respuesta a Salazar vino de parte de Álex Klaere, director de Desarrollo Comunitario (la URRA está adscrita a esta dependencia): “Estamos próximos a iniciar en Monte Sinaí y al sur de Guayaquil la campaña de esterilización masiva de animales domésticos. La misma que también se implementará en Durán, Milagro y Playas”.

Además, a través de la firma de convenios entre la Prefectura y los municipios, el personal de URRA otorgará las herramientas necesarias para la capacitación en programas de sensibilización y concienciación de protección animal, para que puedan asumir esta competencia cuando entre en vigencia el Código Orgánico del Ambiente. (Prefectura del Guayas)