Actualidad

Guayas extiende a Manga del Cura los beneficios sociales de la equinoterapia

 

Las obras de la Prefectura no solo buscan dotar de infraestructura urbana y vialidad. También se mejora las condiciones de vida de personas con capacidades especiales.

GUAYAQUIL. Los recintos Santa María, El Paraíso La 14 y Santa Teresa, en la Manga del Cura (pertenecientes al cantón guayasense de El Empalme) cuentan con los servicios terapéuticos que ofrece el Centro Integral de Equinoterapia (CIE), de la Prefectura del Guayas.

Carmen Ganchoso, vive con su madre en la comunidad Betania, cercana a El Paraíso. Tiene 27 años y, pese a padecer síndrome de Down, nunca ha sido atendida por personal especializado que la ayude a desarrollar su motricidad fina y habilidades cognitivas o sociales. Esa desatención incide en su timidez y escaso contacto visual con las personas de su entorno.

Por ello, una de las especialistas del CIE, que desplegó centros réplicas a escala hasta la Manga, estimula la motricidad de Carmen mientras su madre, Rosa Mera García, de 61, observa cómo Carmen empieza a trazar líneas y vocales con la ayuda de la terapeuta. La respuesta de la progenitora es una gran sonrisa que refleja el orgullo por el logro de su pequeña.

Carmen y Rosa corroboran la importancia de la gestión humanitaria que el Gobierno Provincial del Guayas despliega en la Manga del Cura, donde Guayas lleva obras que cambian vidas, y que buscan recordar a sus habitantes la importancia de ratificar esa pertenencia en la próxima consulta popular del 27 de septiembre.

En las dos últimas semanas la presencia del personal del Complejo Terapéutico es usual para los moradores de Santa María, Santa Teresa y El Paraíso La 14, donde ya están establecidos los centros terapéuticos. «Estamos trabajando con personas que padecen discapacidad física, intelectual o cognitiva, ya que detectamos, que no han recibido atención especializada de entidades públicas o privadas», indicó Victoria León, directora del Centro Integral de Equinoterapia.

León destacó la acogida obtenida con esta iniciativa altruista de la Prefectura, que logró la colaboración de los habitantes de los recintos más poblados de este sector empalmense.

El centro de El Paraíso La 14 funciona en locales contiguos que han sido cedidos por moradores de esta comunidad. Igual sucede en Santa María, donde funciona una burbuja purificadora de aire y el espacio es empleado como consultorio para las evaluaciones físicas, intelectuales y psicológicas. Mientras que en Santa Teresa los beneficiarios son atendidos en la Casa Comunal.

El centro réplica más grande funciona en El Paraíso La 14 (es también el más poblado). Uno de los locales ha sido adaptado para las sesiones de equinoterapia, hidroterapia, estimulación temprana, psicología, musicoterapia, bailoterapia y expresión corporal y teatro.

«En Santa María y Santa Teresa atendemos un promedio de 15 personas diariamente; en El Paraíso, llegamos a 20», recalcó la directora del CIE.

Rosa Mera es consciente de la situación política que se vive en La Manga del Cura. Pero por ahora lo único que le interesa es lo contenta que está por la mejoría que tendrá su hija. La decisión la dejará para el 27 de septiembre. «Si nos ponen en esta situación (consulta popular) y debemos escoger a quien pertenecer, me quedo en Guayas, porque de allá es que estamos recibiendo las mejores obras», indicó la mujer. (PREFECTURA DEL GUAYAS)