Actualidad

Guayaquil tendrá mapa de ruido en diciembre; médico sugiere quitar pitos a buses urbanos y prohibir venta de altoparlantes

En el puerto principal es común el bullicio que le genera la actividad comercial. Desde el tráfico de los tráileres que mueven los contenedores a los puertos, hasta el sencillo informal que -a punta de gritos- anuncia sus granizados, jugos de coco, helados o cualquier otro producto, y esto último en cualquier barrio suburbano o en el mismo casco comercial. A todo esto hay que sumarle el sonido de los pitos de los autos particulares o buses en horas pico, el ruido de los aviones debido a su aeropuerto ubicado dentro de la ciudad, las industrias, los parlantes instalados en los comercios, o el simple ir y venir de las personas. Esta confluencia de factores se podría considerar normal debido a las casi 3 millones de personas que habitan en la ciudad, pero el exceso de ruido o contaminación acústica tiene consecuencias.

Sectores bulliciosos

El doctor Francisco Plaza, de la Fundación contra el Ruido, Ambientes Contaminantes y Tabaquismo, ha identificado que los sectores con más contaminación acústica son la calle Rumichaca, desde Ayacucho hasta la intersección con Alejo Lascano, y todo el perímetro de la Bahía, donde ha llegado a registrar de 70 a 80 decibeles (dB), sobre todo en horas pico. Otros sectores con exceso se ruido son la calle Cristóbal Colón, desde las avenidas Quito o Machala hasta la avenida Malecón Simón Bolívar; así como las avenidas 9 de Octubre, Quito, 25 de Julio, Perimetral, y Víctor Emilio Estrada.

Plaza indica que además se está dando una situación a gran escala en la ciudad, ya desde hace algunos años. »Hay un problema durante las noches, que está diseminado prácticamente por toda la ciudad, que son las famosas fiestas nocturnas que las hacen con parlantes. El parlante apareció… no hace más de unos 20 o 30 años atrás; antes las fiestas eran con radiolas o tocadiscos, y el ruido máximo llegaba hasta el jardín de la casa. Luego aparecieron estos parlantes que llegan a emitir hasta 180 vatios de sonido», expone.

Por ello el médico pide que la venta de estos parlantes sea prohibida, al menos para su uso doméstico. Así también solicita mayor control a la circulación de los autos modificados (tuneados) en los que se rectifica el sistema de escape y se altera su sonido, así como a las motos con tubos de escape en mal estado.

Decibeles máximos y efectos en la salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el ruido es uno de los principales riesgos tanto para la salud mental como la física y el bienestar. En 2018 esta entidad emitió recomendaciones para fijar niveles que no se deberían exceder para minimizar el impacto sobre la salud derivado de la exposición de los humanos al ruido según diferentes fuentes de emisión.

Por ejemplo, en el tráfico de vehículos recomendó limitar la exposición a su ruido a 53 decibeles (dB). También pidió reducir todos los ruidos que producimos en nuestro tiempo de ocio en un año en 70 dB, equivalente al ruido que produce la televisión con el volumen alto.

La OMS también recomienda que el nivel más alto permisible de exposición al ruido en el lugar de trabajo sea de 85 dB durante un máximo de 8 horas al día. Muchos clientes de clubes nocturnos, bares y eventos deportivos están con frecuencia expuestos a niveles incluso más altos de ruido, y por lo tanto deberían reducir considerablemente la duración de la exposición. Por ejemplo, la exposición a niveles de ruido de 100 dB, que es la normal en esos lugares, es segura durante un máximo de 15 minutos.

La exposición prolongada al ruido puede afectar de distintas formas a la salud, produciendo -entre otros- molestias, trastornos del sueño, efectos perjudiciales en los sistemas cardiovascular y metabólico, y deficiencias cognitivas en los niños.

Ejemplos de tiempos máximos de escucha recomendados por la OMS:

  • 60 dB | conversación. Ilimitado.
  • 65 dB | aire acondicionado tipo split. Ilimitado.
  • 70 dB | lavadora. Ilimitado.
  • 80 dB | sonido de reloj despertador. 25 horas.
  • 85 dB | nivel de ruido en el interior de un auto. Ocho horas.
  • 90 dB | cortadora de césped. Dos horas y 30 minutos.
  • 95 dB | ruido de una moto promedio. 47 minutos.
  • 100 dB | bocina de un auto o un tren subterráneo. 15 minutos.
  • 105 dB | reproductor de mp3 a todo volumen. Cuatro minutos.
  • 130 dB | turbina de avión de combate. Menos de 1 segundo.

Mapa de ruido

Bolívar Coloma, director de Ambiente del Municipio de Guayaquil, indica que actualmente se ejecuta una consultoría para elaborar el Mapa de Ruido de la ciudad, cuyos resultados estarán listos en diciembre. En este este mapa se identificarán los puntos críticos de ruido en el cantón, especialmente en lo relacionado al tránsito vehicular y actividades comerciales.

»Se va a lograr la identificación de estos sitios donde hay presencia (de ruido) que supera los límites de la norma», menciona Coloma. El funcionario recuerda que en un estudio previo realizado en 2014, se identificaron 57 puntos críticos en relación al ruido en la ciudad, »eso nos permitió establecer que la mayor influencia del ruido ambiente en la ciudad estaba relacionado con el tránsito vehicular y con actividades de comercio». Tras conocer esto se tomaron acciones.

El director de Ambiente destaca, por ejemplo, que con la redistribución de las rutas de buses urbanos en la ciudad se disminuyó la contaminación sonora en algunos sectores de la ciudad. »Hemos notado que hubo un cambio, es evidente, pero hay que medirlo, para eso es el mapa de ruido», comenta Coloma, quien también recuerda que los buses del sistema de transporte masivo Metrovía no utilizan pitos.

Con el mapa de ruido también se conocerán las nuevas zonas comerciales. Coloma detalla que han notado un incremento de actividades comerciales en la ciudad, por lo que -de acuerdo a lo que arroje el estudio- se fortalecerán los controles, sobre todo si los comercios tienen equipos de amplificación de sonido. Además, se activará una campaña de concienciación en los puntos críticos que determine el mapa.

Coloma agrega que también se atienden denuncias ciudadanas por exceso de ruido. Estas quejas generalmente se dan contra restaurantes, bares, o centros de congregación de grupos religiosos, que, por medio de altoparlantes, ocasionan molestias a los vecinos. Estima que al mes se reciben unas cuatro denuncias, aproximadamente. Tras la queja se realizan inspecciones y mediciones de sonido.

No obstante el funcionario municipal recalca que también en algunos sitios se realizan inspecciones sin necesidad de denuncias, sobre todo en sectores donde funcionan bares o salones. (I)

Sanciones

Las multas para sancionar la emisión de altos ruidos están establecidas tanto en la Ordenanza para prevenir y mitigar el ruido, en sus artículos 11 y 18; así como en el artículo 96 de la Ordenanza que regula la aplicación del subsistema de manejo ambiental control y seguimiento ambiental. Las sanciones pueden ir desde el 10 % ($40) de un Salario Básico Unificado (SBU) hasta cien SBU ($40.000), según sea el caso.

Niveles máximos de ruido permisibles, según uso del suelo

  • Zona hospitalaria y educativa: 45 dB [06:00 a 20:00] | 35 dB [de 20:00 a 06:00]
  • Zona residencial: 50 dB [06:00 a 20:00] | 40 dB [de 20:00 a 06:00]
  • Zona residencial mixta: 55 dB [06:00 a 20:00] | 45 dB [de 20:00 a 06:00]
  • Zona comercial: 60 dB [06:00 a 20:00] | 50 dB [de 20:00 a 06:00]
  • Zona comercial mixta: 65 dB [06:00 a 20:00] | 55 dB [de 20:00 a 06:00]
  • Zona industrial: 70 dB [06:00 a 20:00] | 65 dB [de 20:00 a 06:00]

 

 

 

EL UNIVERSO