Actualidad

Guayaquil también festejó los 8RC

La RC se instaló el 15 de enero de 2007, con el objetivo de lograr la refundación del Estado y consolidar el proyecto social que busca construir el socialismo del buen vivir.

GUAYAQUIL. “Hay un hombre, un líder, un presidente, que llevó aquella fe a todos los rincones de la nación”. Con esta frase Rolando Panchana, Gobernador de Guayas, resalta los ochos años de Revolución Ciudadana que lidera Rafael Correa, presidente de Ecuador.

Mientras un grupo de simpatizantes estaban en Yachay escuchando el discurso de Presidente, otro se concentró en los bajos de la Gobernación. Marcela Aguiñaga y Michael Doumet, escucharon atentamente el discurso de Panchana, que comenzó pasado las 17:00.

Mientras que el militante de AP, destacaba las virtudes y acierto que ha tenido este Gobierno en los ocho años de mandato. “Empezamos a creer en dejar atrás la demagogia. Hoy celebramos una vez más el ¡Si se puede! que si es posible gobernar con responsabilidad porque con el gobierno de la Revolución Ciudadana lo ha logrado”.

Luego el turno fue para Marcela Aguiñaga, vicepresidenta de la Asamblea Nacional, quien nombró varias obras y gestiones realizadas, lo que según ella, ha construido un proceso de cambio radical para crear el socialismo del Buen Vivir, una sociedad incluyente, solidaria y justa; que promueve la libertad, la democracia y la paz.

“A partir del 2007 queda claro que tenemos patria, con esta constitución los logros son miles. Sobre todo la autoestima del Ecuador se ha recuperado”, ratificó Aguiñaga.

Mientras la aglomeración de gente que se había dado cita aplaudía y coreaba “Viva la Revolución, viva Rafael Correa”, y otros, pedían una reelección. “Él –Correa- tiene que seguir, ha hecho cosas que ha cambiado al país”, decía uno de los asistentes.

Esto, mientras la vicepresidenta de la Asamblea seguía atenta la intervención de Correa, quien desde Yachay, tras un enlace con todas las provincias del país, destacó que la Revolución Ciudadana al cumplir 8 años comienza una nueva etapa con la Revolución del conocimiento y la innovación.

“Ecuador ya cambió, pasamos de ser un país de lo imposible a un país de grandes logros. Más importante que los otros logros conseguidos en salud, vialidad, planes de vivienda o construcción de hidroeléctricas, es la educación”.

Este proyecto político prioriza al ser humano por encima del capital y las acciones del Gobierno viabilizan la construcción de un Estado al servicio de las mayorías.(DO/La Nación)