Opinión

Guayaquil, merece un estudio científico sobre el Covid-19

ALDO FAIDUTTI NAVARRETE
0902519115

 

 

 

 

 

 

En Guayaquil, vivimos unos meses de terror por el COVID-19 y fuimos criticados como que éramos los culpables de propagar el virus en el país. No había guayaquileño que no haya tenido un familiar, amigo o conocido que no falleció. Se estiman más de 17000 muertos entre febrero, marzo y abril de 2020. Ahora ya no se oye por ningún lado situaciones de terror.

Guayaquil lleva más de 24 días sin reportar muertes por COVID 19, mientras que Quito y otras ciudades, empiezan a sufrir una situación igual o peor de lo que vivimos Guayaquil. Por el bien del país y del resto del mundo, pido públicamente que el Ministerio de Salud, permita a científicos e investigadores independientes analizar la causa raíz por la cual Guayaquil está con ceros muertos por más de 3 semanas.

A continuación comparto tres posibles causas por las cuales el virus dejó de mantener aterrorizada a la población de la ciudad de Guayaquil:

Por mi trabajo, comencé a circular por la ciudad desde la segunda semana de abril y ya se veía mucha gente circulando por los sectores más populares sin las debidas medidas de bioseguridad. En los primeros días de mayo, veía que la gente salía a trabajar por necesidad y que los negocios estaban abiertos en gran parte y los vendedores ambulantes circulaban por montones. También noté que los agentes de control ya se hacían los desentendidos para revisar los autos que circulaban sin tener el día permitido.

Ya por la segunda semana de mayo veía en las noticias que los fallecidos disminuían notablemente, cuando debió haberse esperado un rebrote.

Primera causa: He sido estudioso y usuario de los cultivos de Yogurt en la industria y se me vino a la mente compararlo con el coronavirus. En el Yogurt, la industria debe comprar cultivos importados para que tengan el aroma, sabor y textura adecuada y para su buena reproducción debe tener una temperatura y tiempo adecuado. Si esos parámetros cambian, también lo hacen el sabor, textura y aroma. La industria por ahorrar, los reproduce más de lo debido y el yogurt ya no es igual porque se va haciendo más débil en sabor, aroma y textura. Yo creo que esta experiencia que he tenido con el yogurt la puedo comparar con lo que ha pasado con el Covid 19 en Guayaquil y en otros países como Italia y España. Esto mismo se aplica para las levaduras en panes, pizzas que se van degenerando. Y así mismo ha pasado con familias nobles. Las reinas y princesas solo eran bonitas en los cuentos.

Tanto los virus, bacterias y levaduras son microorganismos. Los virus crecen y se reproducen dentro de células. Las bacterias se reproducen por sí mismas.
Mutar = cambiar el ADN y el ARN. Los virus mutan, es decir cada vez que se van reproduciendo van cambiando el ADN y el ARN, o más claro cambian sus características.
Esta es una causa que las vacunas de las influenza o gripe no son iguales todos los años.

En cada mutación el virus va perdiendo su capacidad letal y esa puede ser una de las causas del rápido descenso de la enfermedad.

Segunda causa: Por otro lado, en marzo, vi video muy interesante de Andreas Kalcker, un alemán que vive en Suiza, que cuenta como el Dióxido de Cloro (CDS) puede ayudar en el control de la pandemia del COVID-19 y se lo hice llegar al Ministro de Salud porque lo vi totalmente lógico y coherente, pero no tengo idea si el ministro encontró tiempo para verlo. En Mayo del 2020, se hace público por parte del Biofísico Andreas Kalcker los resultados del Trabajo de Investigación Experimental realizado por la Asociación Ecuatoriana de Médicos Expertos en Medicina Integrativa, realizado en la ciudad de Guayaquil, en el cual se presentan sorprendentes resultados de recuperación del 97% pacientes infectados por el virus en tan sólo 4 días.

El “Protocolo Ecuador” como se llama al ensayo preliminar realizado por este grupo de médicos pioneros, se empezó a difundir no sólo en Guayaquil, sino que ha servido para que otros médicos lo apliquen en países como México, Guatemala, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, entre otros. Mediante un trabajo intensivo y libre de egoísmos se han organizado foros internacionales en los cuales se intercambian conocimientos y experiencias con el Dr. Andreas Kalcker. El Dióxido de Cloro se puede tomar disuelto en agua o incluso de forma intravenosa diluido en suero fisiológico, bajo supervisión médica.

Esta experiencia no pasó desapercibida en Guayaquil, y aunque las autoridades internacionales y nacionales prohibieron su venta y aplicación, un grupo de profesionales de la salud lo preparan y lo venden clandestinamente en las redes sociales. Como resultado, la población decidió no ir a los hospitales o clínicas privadas – considerados verdaderos centros de contagio – donde los protocolos recomendados por la OMS simplemente no funcionaron y la gente se moría. El uso de dióxido de cloro se hizo viral y la gente comenzó a tomar con excelentes resultados.

Tercera causa: en una interesante conversación mantenida con el Ing. Pedro Martínez Macías, me comentó que había notado que desde el 14 de marzo, Interagua triplicó la dosificación de cloro de 0.3 a 0.5 mg/l. A diferencia de otras ciudades, Guayaquil tiene centralizada en la Planta de La Toma el tratamiento del agua potable y utiliza Cloro Gas. Aunque el Cloro Gas (Cl2) es algo peligroso y el Dióxido de Cloro (ClO2) no lo es, el primero sí está permitido para uso de potabilización de agua. El Dióxido de Cloro se utiliza en dosis de 0.1 mg/Kg (0.1 ppm). Este aumento que hizo Interagua del cloro gas en el agua potable, podría ser otra de las causas que la gente se salvó. Si se analiza, la primera ciudad en la Provincia del Guayas en pasar de semáforo amarillo a verde fue Daule, cuyas urbanizaciones reciben el agua potable de la misma planta de Guayaquil. Es decir, mientras más próximos a la planta de agua, más rápido se fueron curando o protegiendo con cloro gas y así sucedió en Pascuales y los sectores del norte. Recordemos que los sectores donde más duró el contagio fueron el sur y Durán. Si esta es una de las causas, fue un chiripazo de Interagua y lo primero que debería hacer el Ministerio de Salud, es ordenar incrementar la dosis de Cloro Gas en Quito y otras ciudades. Muchos grandes descubrimientos en el mundo han sido casuales como el arriba descrito.

Con estas tres experiencias, considero que las autoridades de salud nacionales e internacionales, tienen la obligación de profundizar los estudios para determinar si fueron éstas las tres causas las que salvaron a los habitantes de Guayaquil, Daule, Samborondón y sus alrededores.

Recordemos que la OMS es un organismo burocrático que está presidido por Tedros Adhanom y que no es un médico sino un político y exfuncionario del régimen dictatorial comunista de Etiopía y fue electo para la OMS con el apoyo de China, Unión Africana, Venezuela y Cuba. Ya perjudicó al mundo por haber encubierto a China y haber dado un protocolo equivocado al mundo. Fue en Italia que descubrieron que la gente no se moría por neumonía sino por trombos. Trump hizo bien en quitarle el apoyo económico. Si una organización está politizada, ya se pueden imaginar las influencias económicas que deben de tener algunas farmacéuticas poderosas sobre la OMS.

Hay muchos intereses económicos para mantenernos con terror. Pensemos en los millones de dólares en productos que se han vendido y que si esto se acaba se quedarán varados. El dinero con la pandemia cambió de manos.

Los Guayaquileños, ya somos testigos que el virus perdió la fuerza para hacer daño. Esto no quiere decir que ha dejado de reproducirse, o no nos vamos a contagiar. Al menos desde hace más de 40 días no he escuchado de enfermos ni muertos de coronavirus ni tampoco he visto filas en los cementerios para enterrar.

Antes de escribir esta carta, he investigado y hablado con testigos de personas que se han curado con el dióxido de cloro. Hay un interés mundial de hacer creer que es lo mismo que la lejía o el cloro común. Es como que comparen el agua oxigenada con el agua.

Para que tengan una idea, una farmacéutica que vende pastillas con ácido acetilsalicílico 500mg en caja de 20 tabletas = 10 gramos, el costo por tonelada es de $2700. Costo de cada gramo $0,026 es decir tienen el 10.000% de utilidad.
En un antidepresivo de marca muy conocida ganan 560.958%.
En una pastilla para regular la presión 134.493%.

La industria farmacéutica por cada dólar que invierten en una producción, ganan más de 5.700% en dólares.

Los lobbies de las farmacéuticas son los más poderosos del mundo, no necesitan comprar a políticos sino que compran a los países enteros.

Para las farmacéuticas no es negocio curarnos sino mantenernos con las enfermedades. Cada vez que curan a un paciente, pierden a un cliente.

El dióxido de cloro es extremadamente barato y no hace daño, pero está salvando vidas.