Actualidad

Guayaquil junto con 8 ciudades del Ecuador, marcharon contra políticas del gobierno

Miles de manifestantes se concentraron en las calles principales de nueve ciudades de Ecuador, para pedirle al Gobierno Nacional, reforme ciertos puntos de su propuesta gubernamental.

GUAYAQUIL. Con la consigna de que el poder es para servir y no para servirse, ciudadanos como Pamela Troya, asistieron a la  marcha denominada 19N, que se llevó a cabo en 9 ciudades de Ecuador, entre ellas, Quito, Guayaquil, Cuenca, Portoviejo, Loja, Riobamba, Esmeraldas, Latacunga y Ambato.

 

Las movilizaciones, convocadas por  el Frente Unitario de los Trabajadores (FUT), reunió a miles de manifestantes  de varias organizaciones, que solicitaron entre otras cosas, un código que respete el trabajo y garantice la estabilidad laboral, detener  el maltrato a los estudiantes, reformar  el Código Penal, atender la violación de los derechos sindicales, la no reducción de utilidades, entre otros.

 

Eran aproximadamente las cinco de la tarde en Guayaquil, cuando los manifestantes entre ellos obreros, sindicales, jubilados y educadores  empezaron a caminar partiendo desde el Parque Centenario.  Consignas como “Respeta los derechos”, “No a la reelección indefinida”, marcaron la concentración popular que además contó con la participación de varios asambleístas del movimiento político Madera de Guerrero, así como también militantes de Pachacutik, MPD y otros movimientos.

 

Minutos más tarde marcha avanzaba por la calle Olmedo, el sindicato de obreros de la Provincia del Guayas dejaba ver su descontento ante la propuesta del Presidente, Rafael Correa, de perpetuarse en el poder. “Eterno en el poder solo Dios, no a las enmiendas”.

 

Continuaron por la calle Malecón, para plantarse en la Gobernación varios minutos  donde hicieron escuchar su voz a través de consignas y protestas. Finalmente la concentración popular avanzó por la calle 9 de Octubre, para finalizar en el mismo parque de donde partieron.

 

Según Carlos Plaza, un manifestante, los ecuatorianos deberían reflexionar sobre las decisiones que está tomando este gobierno, porque está afectando a ciertos sectores vulnerables “No me importa quién convoca, no me importa quién camina a mi lado, hoy salgo a la calle porque no me gusta el rumbo que lleva mi país”, dijo Plaza.

 

La manifestación  que se desarrolló con mucha tranquilidad, contó con la presencia de 1300 policías , y no registró mayores desmanes.

 

Mientras tanto, en la ciudad de Quito, cerca de las 16:00, decenas de personas ya se concentraban en en la caja del Seguro Social, entre ellos padres de familia del Colegio Mejía quienes pedian mejor trato a sus hijos.

 

“Son estudiantes, no delincuentes”, gritaban los representantes de los menores.

 

Las agrupaciones de trabajadores, sindicalistas, estudiantes, obreros entre  junto a los padres de los menores del Mejía otros avanzaron  por la calle Bolívar, para terminar en la Plaza San Francisco donde estaba ubicada una tarima que mostraba la leyenda “Unidad de Clase contra las reformas gobiernistas”.

 

Una escolta de policías así como también un helicóptero de la Policía acompañaron a los protestantes durante su recorrido y además un contingente de policías especializados y antimotines, cubrieron específicamente la Plaza de la Independencia que fue bloqueada y cerrada para el tráfico vehicular.

 

Carteles con frases de rechazo a la  política laboral, a las enmiendas constitucionales  y con consignas como: ‘Correa, escucha el pueblo está de lucha!’,  se desarrolló la marcha pacífica en la capital.

 

Durante la marcha, Jorge Herrera, presidente de la Conaie aseguró que la presencia de tantos manifestantes debe hacer reaccionar al gobierno.  “Tiene que demostrar que hay intención de dar solución a los problemas que tiene el país, mientras no haya eso las protestas continuarán”. Al mismo tiempo que dio a conocer que ya cuentan con sus propuestas para las enmiendas.

 

De la misma manera, no descartó la posibilidad de dialogar con el Gobierno, pero con respeto. “Los pueblos siguen siendo avasallados por el poder”.

 

Al mismo tiempo que se desarrolló la marcha 19N en Quito, un pequeño grupo de manifestantes militantes del partido político Alianza País, se concentró en la Plaza Grande. Ellos permanecieron resguardados por un contingente policial durante el tiempo que estuvieron en el lugar. (VBF/La Nación)