Tecnociencia

Guarda la caja de tu iPhone, iPad o Mac: ¿Por cuánto tiempo es necesario?

Los usuarios de dispositivos Apple y otros productos tecnológicos a menudo se preguntan sobre la necesidad de conservar las cajas de sus dispositivos y según lo establecido por la manzana mordida, guardar la caja original es crucial si se pretende devolver el producto tras su compra o recepción.

Aunque esta no es la única razón y desde una perspectiva práctica, muchos usuarios optan por conservarla después del período de garantía por varias razones.

Qué dice Apple sobre conservar la caja de sus productos

Apple aclara que, para procesar una devolución efectiva dentro de los 14 días estipulados, el producto debe regresar en su empaque original y en estado intacto, aunque se permiten faltantes menores como plásticos protectores.

Sin embargo, una vez superado este intervalo, se debe hacer uso de la garantía que generalmente es de un año, extendible hasta tres con la compra de AppleCare+.

En este caso, mantener la caja no es un requisito para acceder a servicios de reparación o reemplazo y solo es indispensable el dispositivo en sí, sin requerimientos adicionales de accesorios, cajas o cables.

También cabe resaltar la importancia de conservar el recibo o factura del producto, aunque Apple a menudo no lo exija directamente, debido a que este documento puede ser crucial en determinados procesos de servicio técnico y garantía.

Por qué las personas guardan las cajas de sus dispositivos

Las personas tienden a guardar las cajas de dispositivos Apple por varias razones. Una de las principales es el valor de reventa; productos como iPhone, iPad, MacBooks, entre otros, suelen mantener un valor significativo en el mercado de segunda mano, y contar con la caja original puede aumentar su precio.

La presentación y el diseño cuidado de las cajas de Apple también juegan un papel importante, debido a que muchos usuarios perciben un valor estético y de marca en ellas.

Además, las cajas contienen información y códigos únicos del dispositivo, útiles para posibles trámites de garantía o soporte técnico, como es el caso del IMEI, el número de serie y las referencias específicas del producto, lo cual no solo es un factor estético, sino también de seguridad y autenticación para el comprador.

Por último, las cajas están diseñadas para proteger el dispositivo durante movimientos o viajes, razón por la cual algunos las conservan para facilitar el transporte seguro del equipo.

Cuáles fueron los posibles nombres para iPhone

El iPhone, el dispositivo de Apple que revolucionó la tecnología móvil, estuvo cerca de llevar otro nombre antes de su lanzamiento en 2007.

Steve Jobs, cofundador de la compañía, y su equipo contemplaron una lista de cinco alternativas antes de decidirse por el ahora icónico nombre.

La elección no fue sencilla y cada una de las alternativas tenía un trasfondo particular que buscaba enfatizar una característica distinta del teléfono. La primera opción fue MicroMac, que pretendía destacar la naturaleza compacta del dispositivo, como una versión miniaturizada de un computador.

Mobi, por otro lado, resaltaba la portabilidad y conexión constante que ofrecía, mientras que TriPod sugería la integración de tres dispositivos en uno: un iPod, un teléfono móvil y un medio de comunicación por internet.

TelePod combinaba la idea de un teléfono con un iPod, y sorprendentemente la opción de iPad se consideró bajo la premisa de que el iPhone era una versión reducida de lo que eventualmente sería el iPad.

Sin embargo, el proceso de nombramiento enfrentó un desafío considerable cuando se descubrió que la marca iPhone estaba registrada por Cisco para un teléfono fijo. La situación generó una disputa legal entre Apple y Cisco que culminó en un acuerdo que permitía a ambas empresas utilizar la marca iPhone.

Este acuerdo, alcanzado antes del lanzamiento del teléfono, también incluyó el compromiso de colaborar en proyectos futuros de seguridad y tecnología de consumo, asegurando que no habría competencia directa entre los dos productos.

Por. Infobae