Internacional

Gremios de Panamá se movilizan contra la represión política

Exigen la apertura de cuentas bancarias cerradas arbitrariamente al sindicato de constructores, abanderado en las luchas contra el Estado neoliberal.

El Sindicato Único Nacional de los Trabajadores de la Industria de la Construcción y Similares (Suntracs) y otras organizaciones gremiales y sociales de Panamá se movilizan este jueves 6 de junio de 2024,  para demandar al Gobierno saliente de Laurentino Cortizo la apertura de un grupo de cuentas bancarias cerradas de manera arbitraria a aquel sindicato y que cesen las represalias contra este.

El líder del Suntracs, Saúl Méndez, declaró a medios internacionales que el Gobierno de Cortizo continúa su persecución política contra el gremio que lideró las masivas protestas contra la minería metálica y para que fuese derogado el contrato entre el Estado y Minera Panamá, filial de la corporación canadiense First Quantum Minerals.

La movilización partirá a las 16H00 hora local desde el parque Belisario Porras, en la capital panameña, hasta la sede del Poder Ejecutivo. El coordinador del Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso), Jorge Guzmán, detalló que se sumarán las organizaciones que forman parte de la alianza Pueblo Unido por la Vida y la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (Conusi), entre otras.

El cierre de las cuentas de Suntracs y de la cooperativa Suntracs R.L., hecho efectivo en noviembre pasado, impide al gremio depositar en algún banco los fondos que recibe provenientes de la cuota sindical y los ahorros que ingresan a la cooperativa. También fueron cerradas las cuentas de 15 integrantes del gremio.

A juicio de los sindicalistas, la injusta decisión, ejecutada por la estatal Caja de Ahorros y su gerente, Juan Melillo, responde a una maniobra de Minera Panamá, las élites de poder vinculadas a ellas y medios de comunicación hegemónicos para tomar represalias contra el Suntracs, abanderado en las luchas por la justicia social.

Alertaron que lo que hoy ocurre contra ellos puede ocurrirle en el futuro a otras organizaciones sindicales o sociales que no resulten del agrado de las élites de poder y el capital financiero.

Asimismo, los dirigentes sindicales valoraron que es anticonstitucional y violatoria, entre otros, del derecho al empleo y la seguridad social, así como del Código del Trabajo y de los convenios sobre libertad sindical suscritos entre el Estado panameño y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El secretario general de la Conusi, Marco Andrade, denunció este miércoles al Gobierno de Cortizo ante la 112 reunión de la Conferencia de la OIT, que sesiona en la ciudad suiza de Ginebra.
Andrade afirmó que el Ejecutivo viola los derechos de los trabajadores, persigue a líderes sociales y permite la aplicación de medidas coercitivas contra los sindicatos.

Por otra parte, advirtió que el presidente electo, José Raúl Mulino, quien será juramentado en su cargo el próximo 1 de julio, anunció que reactivará el contrato minero y otras medidas de carácter neoliberal, como el aumento de la edad de jubilación.

 

Por: teleSUR