Economía

Gremios de Bananeros latinoamericanos se reúnen con el CEO de Rainforest Alliance

Juan José Pons/ Guayaquil

Los productores y exportadores de banano, plátano y otras musáceas de Ecuador, Colombia, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá y República Dominicana mantuvimos una primera reunión con el CEO de Rainforest Alliance, Santiago Gowland. Los siete países mencionados, representan el 65% de la producción global de banano y son los mayores exportadores globales, encabezados por Ecuador. En total, 145.000 hectáreas de plantaciones certificadas destinadas a mercados de todo el mundo, algunos como la Unión Europea donde el 75% del banano consumido proviene de estos países y el 100% está certificado.

Como productores y exportadores de banano celebramos que el señor Santiago Gowland, nombrado CEO de Rainforest Alliance en mayo de 2021, nos recibiese, escuchase y comparta nuestras inquietudes. La reunión tuvo una tónica de presentación general y de fijar nuevos puntos sobre los que trabajar más en profundidad para lograr objetivo común de un mundo cada día mas sustentable. Se trato el tema puntal, a la fecha el de mayor importancia en la relación, la implementación del nuevo estándar de sostenibilidad 2022.

De este modo, queremos mostrar nuestra satisfacción de que Rainforest Alliance se comprometa a llevar a cabo un proceso de revisión y dar claridad a los criterios de aplicación para lograr tener precisión en cuales son las responsabilidades de cada una de las partes..

Criterios necesarios para que los productores, quienes tenemos que adaptarnos a la normativa, sepamos cuáles son las prácticas permitidas según la certificadora. Quizás lo adecuado y que corresponde hacer dada lo complejo de la norma es el establecer un régimen de transitoriedad razonable y realista para implementarla adecuadamente en el tiempo. En especial a los productores mas pequeños y vulnerables.

Tanto Rainforest Allaince como los productores bananeros compartimos el diagnóstico de que el escenario actual es perjudicial para los agricultores quienes, en su inmensa mayoría, son pequeñas y medianas empresas familiares fundamentales para las economías locales. La creciente inflación, el aumento en los costes de insumos básicos (fertilizantes, empaquetado, plásticos, combustible), la subida del precio de los fletes y la presión por parte de los supermercados amenazan la sostenibilidad económica del sector, clave para garantizar la sostenibilidad social y medioambiental. Ante esta situación, el señor Gowland admite que desde Rainforest Alliance mantienen un diálogo activo con los supermercados donde deberían incorporarse los productores, punto que también compartimos.

El sector bananero está siendo uno de los grandes damnificados de los últimos años. El riguroso y ejemplar cumplimiento en materia medioambiental con las regulaciones de la Unión Europea y los esfuerzos premiados por la Organización Internacional del Trabajo en materia salarial, entre otros, sufren un duro revés por la presión de los supermercados y las amenazas de nuevas pestes y enfermedades como el fusarium RT4. Por eso, este primer paso con Rainforest Alliance puede ser un inicio de travesía a buen puerto.