Actualidad

Gremio de motociclistas exige atención a las autoridades de tránsito

El organismo está en condiciones para ofrecer a las autoridades apoyo en la contabilización de conductores.

QUITO. “De acuerdo a reportajes publicados por prensa escrita, en el país habría 405.100 unidades hasta 2014, pero de acuerdo a las cuentas realizadas por su investigación, en 2008 habría más de 500 mil motos. Todos sabemos cómo está el nivel de venta de motos. Hay 23 plantas de ensambladoras en el Ecuador”, de esta manera Ricardo Rocco, presidente de Asociación Ecuatoriana de Motociclistas (Aemoto)  y director de Escuela de Motos, exigió más atención por parte de las autoridades al sector y preciso la necesidad de realizar un censo de motos en el país.

Además, el representante reveló que existe un alto precio de los elementos de seguridad (cascos, guantes, rodilleras, botas, etc.). “Estos accesorios son considerados como vestimenta de lujo y pasan por aranceles y sobre tasas, lo que se hace imposible que pueda llegar a todos los estratos de la población”, dijo el presidente a diario Expreso.

Otro punto cuestionable para este gremio, es el porqué de la colocación de los motociclistas en la Dirección Vehicular del Pico y Placa por parte del Municipio de Quito. “Nos cobran las mismas tarifas de multas que a un auto, tomando en cuenta que estos medios de transporte ocupan un 75% menos del espacio que abarca un vehículo”, sostuvo Rocco, al aclarar que no  hubo seguimiento con la suscripción del contrato para implementar el chaleco para los motociclistas.

Cabe destacar que dicha norma se creó el 24 de marzo de 2010; en diciembre de ese mismo año se firmó el primer contrato de 600 mil chalecos y placas por $ 7,3 millones; en febrero de 2011 se entregó esta dotación a los motociclistas. “El 25 de mayo de ese año, la Contraloría General del Estado ordenó 2 auditorías a los contratos e incluso la Fiscalía Distrital del Guayas inició una indagación previa por la compra de chalecos. El 31 de marzo pasado, la Contraloría señaló que hubo un grave perjuicio al Estado por el contrato de 600 mil prendas cuando solo había el registro de 155 mil motos matriculadas”, afirmó.

Ante esta situación el 5 de abril de 2012, Mauricio Peña, titular de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) terminó el contrato y anunció el cobro de multas. Finalmente el 8 de junio de ese año, se suspendió el uso de chalecos para motociclistas.

Rocco aseguró que se han realizado reuniones con los directivos de la Agencia Metropolitana de Tránsito, concejales, entre otras dignidades, pero no se ha obtenido respuesta. (VCV/La Nación)