Deportes

El gran día de David de la Cruz

El ciclista de Sabadell logra en el Naranco la primera victoria española y se viste líder antes de la etapa de los Lagos de Covadonga

ESPAÑA. A David de la Cruz le costará olvidar este 28 de agosto, tanto como le cuesta olvidar aquel verano en el que decidió romper con su vida (su futuro incierto como fondista de 3.000 obstáculos, su trabajo como cajero o reponedor en un supermercado) y se compró una BH por 500 euros en la primera tienda que se cruzó en su camino en su ciudad, Sabadell. El ciclista catalán de 27 años también soltó amarras en dirección al Alto del Naranco, donde se fugó de una escapada, triunfó en la montaña puerta de Oviedo y se colocó líder de la Vuelta a España. Fue su gran día. 24 horas de ensueño porque tal vez este lunes deba soltar la prenda roja en los Lagos de Covadonga.

Todas son buenas noticias para De la Cruz en este final de agosto. Ha renovado su contrato con el Etixx, uno de los mejores equipos del mundo, ha logrado la primera victoria de un español en la Vuelta 2016 y piensa incluso en seguir con la casaca roja después de los Lagos. Es la imagen de la felicidad.

Hasta ahí le transportó una fuga de doce nombres con peso y calidad en el ciclismo. Por los montes de Asturias cruzaron sus quilates De Gent, Luis León Sánchez, Geniez, Backelantds o Simon Clarke, gente potente en el pelotón veraniego. A todos se impuso De la Cruz, primero con un ataque junto a Devenys y luego en solitario ya en el Naranco.

A todos intentó atar el Movistar con un ritmo más obligado que efectivo en la caza. Los primeros espadas, con Nairo, Valverde, Contador y Froome, se cobijaron en el tranco de Rojas, Rubén Fernández y Dani Moreno con vistas a la tremenda etapa de los Lagos, que sí tiene pinta de decisiva y con la que sueña, más que nadie, un tipo feliz, David de la Cruz. (ABC/La Nación)