Actualidad

Gral. Luis Altamirano: El Gobierno ha actuado en el plano de la demagogia y ha sido reactivo en la seguridad

El Gral. Luis Altamirano, excomandante del Ejército y analista político, argumentó en KCH Noticias y Opinión que el país está frente a un fenómeno sociológico y político como lo es el crimen organizado, por ende, no es comprensible la ausencia de una estrategia por la desinstitucionalización de algunas entidades que ayudaban a controlar la negativa.

Altamirano cree que el Gobierno ha actuado mucho en el plano de la demagogia y ha sido reactivo ante los hechos de violencia registrados en lo que va del año en el Ecuador, y producto de esto se ha dado paso al Estado de Excepción, que en varias ocasiones fue impuesto por el Ejecutivo y criticado por todas las partes internas y externas al Estado.

El Gral. en servicio pasivo detalló que se tenía que haber preveído la mirada política y la estratégica sobre la falta de seguridad y explicó que la adhesión de 30 000 policías es un número desmedido, ya que solo en carga salarial y alimentación esto representa $ 600 millones al año, más $ 200 millones de gastos operacionales. Estos valores salen del presupuesto otorgado a la Policía Nacional, creando un déficit económico en la institución, cuando en realidad se debería apuntar al trabajo conjunto entre la acción de los protagonistas y el respaldo legislativo.

La llegada del Gral. Altamirano al cargo en el Ejército se da cuando en aquel entonces, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, reinstaló su gobierno en Quito tras haberlo trasladado temporalmente a la ciudad costera de Guayaquil, durante las protestas que sacudieron la capital en octubre del 2019, y que exigían la derogación del decreto 883 que eliminaba los subsidios a los combustibles.

El Ministerio de Defensa informó en un comunicado que el expresidente Moreno designó al general de división, Luis Lara Jaramillo, como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, en sustitución de Roque Apolinar Moreira, y al general de brigada, Luis Altamirano Junqueira, como comandante general del Ejército, que reemplazó a Javier Pérez.

Con los decretos ejecutivos 1198, 1199 y 1299, el expresidente Lenín Moreno cambió a las tres cabezas de las Fuerzas Amadas: Naval, Terrestre y Aérea, despúes de poco más de un año desde que se registraron las protestas en el Paro Nacional.

El contraalmirante Rafael Poveda Romero fue designado como comandante General de la Fuerza Naval, en reemplazo del contraalmirante Darwin Patricio Jarrín Cisneros, el brigadier general Gustavo Agama Pérez fue designado como comandante general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, en lugar del brigadier general Mauricio Campuzano Núñez, y el general de Brigada Washington Buñay Guevara sería el nuevo comandante General de la Fuerza Terrestre, en reemplazo del general de Brigada Luis Altamirano Junqueira.

El exmandatario agradeció sus servicios a las tres autoridades militares salientes. Jarrín y Campuzano permanecieron en sus cargos por dos años, desde diciembre del 2018, mientras que el Gral. Altamirano tuvo más de un año.

 

 

KCH Comunicación – (kchcomunicacion.com)