Deportes

Gordón: Es más fácil cambiar una cabeza, que cambiar 24

Juan Ramón Silva se puede sumar a la lista de técnicos que han sido desafectados de sus actividades en el torneo nacional.

QUITO. La función como técnico es difícil. Si se gana es alegría, pero si se pierde quedas fuera y eso le está pasando a Juan Ramón Silva que sabe que ante Deportivo Cuenca, de visitante, se jugará su permanencia en el equipo ‘Oriental’.

Esto luego de las declaraciones de Stalin Gordón, gerente de Sociedad Deportiva Aucas, quien en entrevista con La Deportiva resaltó la decisión que la directiva del equipo ha tomado en cuanto a la situación contractual del entrenador ecuatoriano artífice de que Aucas regresé a la Serie A.

“Todavía no hemos conversado directamente con él, nuestro vocero oficial es Roberto Perrazo, él sabe lo que queremos y por bienestar del equipo creo que lo mejor es que dé un paso al costado, sin embargo, como sabe que tenemos fecha el miércoles –hoy-, vamos a esperar para ver qué pasa en el partido con el Deportivo Cuenca y hablar con él el jueves”.

Silva no se ha pronunciado, sabe cómo son las reglas del juego: en Sudamérica, técnico que suma más de tres derrotas continuadas se tiene que ir.

Desde enero, en 13 fechas de campeonato nacional Aucas ha perdido 8 partidos, ha empatado en 4 ocasiones y tiene 1 victoria.

Sobre las posibilidades que maneja el equipo comandado por Ramiro Gordón, el gerente señaló, “lo que queremos es no volver a equivocarnos de nuevo, tenemos estos días para analizar y tomar la mejor decisión. Aquí juega mucho la hinchada, porque están respondiendo y el equipo no, pero no solo ellos sino nuestros sponsors y la gente que está confiando en nosotros, es una gran responsabilidad”, resaltó.

Sobre las palabras dadas por Juan Ramón Silva en La Deportiva, donde señaló que él nunca va a renunciar, Gordón explicó, “el que él se siga quedando y los resultados no se den lo perjudican a él y al equipo, retirarse no es de cobardes mejor sería ver la situación, se quedó sin argumentos, ya no podría aportar más en el equipo, lo más saludable sería que dé un paso al costado, sin embargo esto es fútbol y veamos que pasa el miércoles”.

Para el gerente auquista el problema está en el banco, aunque la plantilla no tenga el mismo pensamiento, “hemos conversado con los jugadores y dicen que es culpa de ellos que nada tiene que ver el técnico pero en la cancha se ve otra cosa”. (DO/La Nación)