Ciencia

Google, Intel y Tag Heuer se alían para competir con el Apple Watch

El fabricante suizo de alta gama quiere entrar en el mercado del reloj inteligente.

ESTADOS UNIDOS. Google, Intel y Tag Heuer han creado una alianza para crear relojes inteligentes pensando en el mercado del lujo. Diez días después de la presentación del reloj de Apple, llegan las primeras reacciones de la industria.

Hace justo un año Google desveló Android Wear, unsoftware que sentaba las bases sobre cómo deberían funcionar los relojes y aparatos de vestir en el futuro. Todos los modelos presentados hasta el momento se movían en una horquilla entre los 200 y los 450 euros.

La irrupción del modelo de Apple, que oscila entre los 400 y los 10.000 euros ha hecho que la industria cambie el paso.

El reloj de lujo era, hasta la irrupción de Apple, un territorio dominado por la industria suiza. Esta alianza es la primera que une Silicon Valley, con Intel, uno de los veteranos en fabricación de chips, y Google, creadores del software, con Tag Heuer, relojero suizo que forma parte del grupo LMVH, entre cuyo catálogo de marcas se encuentran Dior, Louis Vuitton o Moët Chandon.

Jean Claude Biver, consejero delegado de Tag Heuer, ha sido el encargado de desvelar el acuerdo durante la feria Baselworld, la más importante de la industria que se celebra en Basilea (Suiza).
Intel, fabricante líder de chips para ordenadores, tardó en sumarse a la ola de móviles y tabletas.

Sin embargo, ha retomado el paso con dos procesadores pensados para wearables, primero Edison y después el modelo más avanzado, Curie, así como la creación de un concurso de ideas para promover este campo.

Hace un año compraron Basis, un reloj de pulsera, precursor de los actuales modelos más avanzados, centrado en la medición de datos relacionados con la salud. Durante el MWC de Barcelona, en una entrevista con EL PAÍS, Brian Krzanich, consejero delegado de Intel, remarcaba su interés con este campo con una alianza con Fossil, una firma de accesorios y relojes de Estados Unidos que ya intentó crear un modelo con características de agenda electrónica en 2003.

Google, cuyo software solo ha conseguido entrar en un millón de aparatos, trata de impulsar su difusión más allá de los fabricantes tradicionales de electrónica que ya están de su lado: LG, Sony y Motorola, cuyo modelo 360 es el más popular. (Internet/La NAción)