Economía

González: Tendremos energía suficiente incluso para exportar

Esto, según las autoridades de las empresas automotrices, permitiría tener vehículos con precios asequibles, entre $ 14.500 y $40.000.

GUAYAQUIL.
El ministro de Industrias y Productividad, Ramiro González, dijo que los autos no tienen por qué subir de precio, “porque no hemos puesto aranceles a los vehículos.”

González señaló, en entrevista a EcuadoRadio, que este proyecto anunciado la semana pasada se incorpora por temas de cuidado al ambiente los autos eléctricos son el futuro. Actualmente existen tres autos eléctricos circulando en Quito, hechos aquí.

Esto después de un convenio firmado la semana pasada entre el Ministerio Coordinador de la Producción y las empresas KIA, BYD y Automotores y Anexos, para impulsar la importación de estos aparatos e incluso llegar a la fabricación nacional. Gracias a una resolución de Comité de Comercio Exterior (Comex) los autos eléctricos totalmente ensamblados o en partes podrán llegar al país sin aranceles ni restricción de cupos para la importación.

El ministro adelantó que el próximo año 6 de las 7 hidroeléctricas estarán funcionando. Se trata de Coca-Codo-Sinclair, Sopladora, Minas-San Francisco, Delsitanisagua, Manduriacu, Mazar-Dudas, Toachi-Pilatón y Quijos.

En el pasado solo se utilizaba el 15% del potencial hidroeléctrico que posee el país, con los ocho proyectos en plena ejecución, el país contará en el 2016 con energía abundante, barata y limpia. “Desde el próximo año tendremos energía suficiente incluso para exportar; incentivaremos para que la gente al renovar su auto tenga opción de autos eléctrico”, dijo.

González aseveró que hay que pensar en incentivos por ejemplo solo taxis eléctricos en el centro de Quito. “Uno de los modelos de wolkswagen eléctrico costará aproximadamente $25 mil. El uso de electricidad y autos eléctricos son un incentivo para modernizar el país”.

Entre tanto, Genaro Baldeón, viceministro de Comercio Exterior, anunció que el Gobierno trabaja en un mecanismo multilateral, que es una salvaguardia, contemplada en las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). “Es una salvaguardia que se aplica a todas las importaciones”, aseveró el funcionario.

Con respecto a las cocinas de inducción, González recalcó que son un cambio eficiente, seguro y rápido. “Estamos conscientes que todo cambio genera preguntas y con mucho gusto estamos prestos para despejar cualquier duda”, dijo.

El Gobierno busca eliminar un subsidio al gas de aproximadamente $800 millones a través del programa de cocinas de inducción que se ejecuta en el país, sostuvo el Ministro de Industrias y Productividad.

El titular de Industrias fue enfático en aclarar que no existe velo alguno en el objetivo del programa. “Siempre hemos sido claros en señalar que con este programa se busca desmontar un subsidio que es regresivo, pues beneficia a los que más tienen”, dijo González. (DO/La Nación)