Tecnociencia

Golpe de realidad a Netflix: su plan barato con anuncios no atrae a usuarios

A Netflix le cae una jarra de agua fría sobre sus expectativas al estrenar el plan barato con anuncios y esto debería hacer que cambien de estrategia.

El discurso de Netflix para lanzar su plan barato con anuncios apelaba a una realidad en la cual la llegada de esta modelo de suscripción solo suponía ventajas para los usuarios. La realidad ha sido y es muy diferente, de hecho, parece que esta idea por parte de Netflix no está funcionando como la empresa había previsto.

Netflix tiene un panorama en el horizonte desolador. La idea de lanzar un plan barato parecía buena hasta que se combino con la intención de mostrar anuncios a los usuarios que decidiesen ver series o películas en este nuevo modelo de suscripción. Ahora y gracias a Reuters, ha salido a la luz que tomar este camino no ha supuesto un beneficio.

En un marco donde todos los servicios en streaming están subiendo el precio de sus suscripciones, Netflix decidió apostar por bajar el precio de una suscripción. Eso sí, esta suscripción trae más inconvenientes que beneficios: el catálogo no está completo, la calidad es SD, no se pueden descargar para ver más tarde y hay publicidad.

La inclusión de la publicidad de forma tan liminal en un servicio que, hasta ahora, había prometido concentrar el contenido para pode disfrutarlo en cualquier momento, lugar y sin interrupciones resultó difícil de justificar, pero se justificó indicando que suponía una opción interesante para aquellas personas que no querían pagar tanto.

Netflix se estanca en usuarios e ingresos pese a su plan barato con anuncios

Ahora la realidad ha puesto en su sitio a Netflix y a su plan barato con anuncios. Según la información recogida por Reuters, este modelo de suscripción no ha conseguido captar la atención suficiente como para que las suscripciones aumenten. De hecho, todas las expectativas por parte de Netflix se han quedado sin cumplir.

No hay nuevas suscripciones y, por lo tanto, no hay más ingresosNetflix no atraviesa su mejor momento y es una situación que se lleva extendiendo desde principios de 2022. Además, los movimientos que ha decidido tomar no han conseguido llevar a un buen puerto a la empresa de contenidos en streaming.

Puede que haya llegado el momento de escuchar a los usuarios y dejar de cancelar series con un público constante, buenas cifras de audiencia y con temporadas de continuación ya prometidas. En lugar de tomar las acciones lógicas, Netflix parece que prefiere tener un crecimiento de un 1,7% como se especifica en el informe y que no indica una buena toma de decisiones.

Tomado de Computer Hoy