Actualidad

Gobierno promete construir dos cárceles y entregar chatarra a EE.UU. a cambio de armas

En un corto video, colocado en redes sociales, el presidente Daniel Noboa dio más detalles sobre el plan de seguridad Fénix, incluyendo las nuevas cárceles que prevé construir.

En su visita a Cuenca, que será sede de una cumbre iberoamericana presidencial en 2024, el mandatario Daniel Noboa se dio tiempo para dar una entrevista y esbozar más detalles sobre su plan de seguridad Fénix.

Mediante un primer video, divulgado en redes sociales de la Presidencia, Noboa anunció el 21 de diciembre de 2023 que en el primer trimestre del próximo año habrá un intercambio de chatarra por nuevo armamento con Estados Unidos, como parte de su estrategia para enfrentar la inseguridad.

Noboa aseguró que esto es parte del Plan Fénix, con el cual busca enfrentar los altos niveles de inseguridad que han llevado a Ecuador a convertirse en uno de los países de mayor violencia criminal en el mundo. «Tenemos cooperación con países como los Estados Unidos, con el cual hay un intercambio de chatarra con armamento de última generación. Eso es un valor de USD 200 millones. Eso lo vamos a tener ya el primer trimestre del próximo año», dijo en un spot.

Los anuncios de Noboa llegaron poco después de una nueva masacre provocada por el crimen organizado, que cobró la vida de seis personas, entre ellos dos menores de edad, en Durán, Guayas.

Cambios en las cárceles 

Además, Noboa mencionó que se requiere invertir USD 70 millones al año «para que funcione correctamente» el servicio de atención penitenciaria, el SNAI, dirigido por el coronel en servicio pasivo, Luis Zaldumbide.

En esa línea, dijo que ya han finalizado negociaciones con grupos internacionales que construyeron cárceles en El Salvador y México, con lo cual en enero se colocará la primera piedra para replicar ese modelo en Ecuador. Precisamente, sobre el tema cárceles, el Gobierno divulgó un segundo video de 36 segundos en el que se prometen dos nuevos penales en los próximos 200 días.

«Las primeras dos cárceles deberían estar en 200 días máximo. Es una de las urgencias», aseguró Noboa. Al igual que la semana pasada, el Mandatario reiteró que hay más de 3.000 privados de libertad extranjeros. De este total, más de 1.000 tienen una sentencia ejecutoriada de más de cinco años, y regresarían a su país de origen. «

Han venido al país a cometer crímenes y a crear el desorden», añadió Noboa, quien defendió su decisión de expulsarlos de Ecuador, alegando que con la medida se reduce el hacinamiento en centros de rehabilitación.

Fuente: PRIMICIAS