Actualidad

Gobierno y migrantes ecuatorianos estudian alternativas para garantizar derechos de la comunidad en suelo norteamericano

Ante las declaraciones y propuestas de campaña del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, el Gobierno ecuatoriano y sus migrantes estudian alternativas para resguardar los derechos de personas que han forjado su trabajo y vida personal en Norteamérica.

Nueva York (Estados Unidos).- El viceministro de Movilidad Humana, Francisco Hagó, mantuvo una reunión con los diferentes representantes de organizaciones migrantes en Nueva York. El objetivo de este encuentro fue explicar ante los ciudadanos ecuatorianos la protección que el Gobierno ofrece a las personas indocumentadas que residen y trabajan hace varios años en este país.

Ante las declaraciones y propuestas de campaña del presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, el Gobierno ecuatoriano y sus migrantes estudian alternativas para resguardar los derechos de personas que han forjado su trabajo y vida personal en Norteamérica. Varias familias ecuatorianas radicadas en este país dependen de las acciones que tomará el próximo gobierno estadounidense.

Frente a esta situación, Jeaneth Hernández, oriunda de Guayaquil y miembro de Caridades Católicas, informó que la principal misión es que las diferentes comunidades latinoamericanas conozcan sobre los derechos que poseen los emigrantes en los Estados Unidos y articular a las diferentes organizaciones sociales para que estos actores hagan sentir su voz.

“Somos ecuatorianos que estamos fuera del país. Viene el 20 de enero la posesión de Donald Trump el nuevo presidente de los Estados Unidos y queremos saber y difundir a la comunidad cuáles son sus derechos”, manifestó Hernández.

Por su parte, el viceministro de Movilidad Humana, Francisco Hagó, aseguró que otro de los objetivos es ratificar la presencia del Estado ecuatoriano en territorio norteamericano y unir la iniciativa ciudadana con la acción de la política pública, con la finalidad de proteger a los ecuatorianos.

“En este cambio de época se ha convertido en nuestra obligación velar por el cumplimiento de los derechos de la comunidad ecuatoriana donde quiera que esta esté”, enfatizó Hagó.

A esta iniciativa, que es generada por el Gobierno ecuatoriano y sus migrantes, se espera que la gran mayoría de la población latina y las diferentes comunidades en condición vulnerable se sumen con la finalidad de propiciar una sinergia, que ratifique su rol protagónico en la construcción de esta nación. El Ciudadano.