Internacional

Gobierno iraquí niega que mujer detenida en Líbano sea esposa de Al Bagdadi

Medios libaneses señalaron, además, que el jefe del EI está casado tres veces, con dos iraquíes y una siria, sin descartar que se haya separado o haya repudiado a esta última.

El Ministerio iraquí del Interior aseguró que la mujer detenida recientemente en el Líbano no es una de las esposas del líder del grupo Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, sino la hermana de un yihadista condenado a muerte en Irak.

Sin embargo, fuentes militares libanesas insistieron a Efe en que la arrestada es esposa de Al Bagdadi y argumentaron que las pruebas de ADN que se le han practicado durante su detención así lo demuestran, por lo que persisten las dudas sobre la identidad de la mujer.

El Gobierno iraquí identificó a la detenida como Sayi Abdelhamid al Duleimi, quien comparte apellido con una de las esposas del emir del EI, Asma Fauzi Mohamed al Duleimi.

La otra esposa de Al Bagdadi, según las autoridades iraquíes, se llama Israa Rayab Mahal al Qaisi.

El comunicado de Interior señaló que la mujer arrestada había huido a Siria, donde estuvo detenida hasta su liberación en marzo dentro de un canje de presos por las monjas de la población siria de Malula, secuestradas durante meses por insurgentes.

Es hermana de Omar Abdelhamid al Duleimi, detenido por las autoridades iraquíes y condenado a muerte por su implicación en atentados en la ciudad de Basora y en la localidad de Al Badhat.

Otra hermana está arrestada en el Kurdistán iraquí por intentar cometer un atentado suicida, y su padre colabora con el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria.

El desmentido de Irak se produce después que  los medios libaneses y fuentes militares anunciaran el arresto días antes en una zona fronteriza de una de las esposas de Al Bagdadi y de su hijo, que fueron conducidos a una cárcel situada en la sede del Ministerio de Defensa libanés para ser interrogados. El nombre difundido  por el Ministerio del Interior iraquí coincide con el publicado la víspera por los medios de comunicación libaneses. (Efe/ La Nación)