Economía

El Gobierno fortalece relaciones público-privadas en materia petrolera

El evento se convirtió en un debate respecto de las perspectivas de la industria en medio de un escenario marcado por la aplicación de nuevos mecanismos de extracción, la modificación de los patrones de consumo energético, la crisis de los precios del oro negro y su impacto en la economía de los países productores y consumidores.

Quito (Pichincha).- Alrededor de 200 personas, entre representantes de empresas multinacionales, inversionistas, expertos, autoridades, estudiantes y público en general participaron en el Foro “Oportunidades y Desafíos en la Industria Hidrocarburífera”, realizado el 8 de septiembre en Quito. 

El evento se convirtió en un debate respecto de las perspectivas de la industria en medio de un escenario marcado por la aplicación de nuevos mecanismos de extracción, la modificación de los patrones de consumo energético, la crisis de los precios del oro negro y su impacto en la economía de los países productores y consumidores.

El foro fue organizado por la Asociación de la Industria Hidrocarburífera del Ecuador (AIHE). El ministro de Hidrocarburos José Icaza dijo que el escenario petrolero del Ecuador cambió como consecuencia de la aplicación de una política pública coherente y sostenida que hoy empieza a mostrar resultados. “Las cifras son contundentes: entre 2007 y 2015 hemos captado 18 mil millones de dólares en inversiones de exploración y producción y 2.120 millones de dólares en seis contratos para producción privada en 17 campos”, afirmó Icaza.

Por su parte, el ministro coordinador de Sectores Estratégicos de Ecuador, Rafael Poveda ratificó en el encuentro la voluntad gubernamental de avanzar hacia la construcción de relaciones positivas y beneficiosas entre los sectores público y privado de cara al desarrollo de proyectos en los que trabaja el país, tanto en la extracción, transporte y refinación de petróleo.

Ante representantes y expertos de empresas del sector y bancos privados, como: Halliburton, Schlumberger, Citibank, entre otros, Poveda manifestó, que más allá de la crisis generada por la caída de los precios del crudo, las perspectivas para la industria petrolera ecuatoriana son positivas, más aún tras el inicio de la explotación de la mayor reserva de crudo del país, el Bloque 43-ITT, ubicado en la región amazónica y que se prevé que produzca alrededor de 300.000 barriles por día (bpd) el 2022.

En lo referente a los precios del crudo, que han experimentado una mejora sostenida desde febrero de este año, expertos atribuyeron este comportamiento a una caída de la producción mundial, cortes de suministros, reducciones de las reservas almacenadas y una mejora de la demanda global. En este sentido, coincidieron con las proyecciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), respecto a que el mercado avanza hacia un reequilibrio.

Las sesiones de trabajo sobre distintos aspectos de la problemática petrolera fueron presididas por reconocidos líderes de la industria y se orientaron a examinar el papel de la innovación tecnológica en la extracción de crudos pesados y los mecanismos para la distribución de los réditos con las comunidades asentadas en las zonas de influencia de los proyectos extractivos o de refinación, entre otros temas. El Ciudadano